Mercados

La CNMV levanta el veto sobre las apuestas bajistas en Bolsa

Otros cinco países europeos levantan la prohibición, con efectos en la sesión de mañana

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella.
El presidente de la CNMV, Sebastián Albella.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha anunciado que levanta la prohibición de las posiciones bajistas en la Bolsa, con efectos a partir de la medianoche de hoy, según un comunicado remitido por el supervisor poco antes de la apertura. La CNMV afirma que la decisión se ha tomado "tras analizar la evolución del mercado y de las circunstancias que motivaron su adopción, y en contacto con los supervisores de valores europeos que tienen adoptada una medida similar". Francia, Italia, Austria, Bélgica y Grecia, los otros mercados donde estaba en vigor una prohibición equivalente, también han anunciado hoy su levantamiento.

La creación o el incremento de posiciones cortas se prohibió el pasado 16 de marzo, dos días después de la declaración del estado de alarma, "ante la situación de extrema volatilidad que atraviesan los mercados de valores europeos, incluyendo los españoles, su evolución en el contexto de la situación creada por el virus Covid-19 y el riesgo de que en las próximas semanas puedan producirse movimientos de precio desordenados".

El día 12 de marzo el Ibex sufrió la mayor caída de su historia, un 14% en una sola jornada, ante el pánico a los efectos económicos del coronavirus. Un día después la CNMV vetó las operaciones a corto sobre 69 valores del mercado, prohibición que extendería el día 16 a todas las cotizadas.

El veto afectaba a cualquier operación que permita ganar dinero con la caída de los precios, tanto de forma directa –vendiendo las acciones tras tomarlas prestadas– o a través de cualquier otro instrumento que provoque un efecto similar, como los contratos por diferencias (CFD), los warrants, los swaps o los futuros. La prohibición de las operaciones a corto no ha sido exclusiva de España.

Sigue en vigor, no obstante, la declaración de notificar a la CNMV cualquier posición corta equivalente al 0,1% del capital de una cotizada, normativa impuesta por la ESMA el mismo 16 de marzo. El pasado viernes, asociaciones que agrupan a hedge funds de todo el mundo, la que agrupa a los brókeres europeos y la asociación mundial de Bolsas (en la que se encuentra BME) remitieron sendas cartas a la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, y al presidente de la CNMV, Sebastián Albella, reclamando el final del veto. Similares peticiones llegaron a los supervisores italiano y francés.

Los miembros del mercado  apuntan que el veto, al ser parcial, distorsiona el mercado único europeo y lastra la liquidez del mercado, sin que se aprecien beneficios en la estabilidad de éste. El Ibex cayó un 7,88% el 16 de marzo, jornada en la que se anunció el veto y último día para poder llevar a cabo operaciones; esa jornada marcó mínimo desde 2012 en 6.107 puntos, una semana antes de que marcara mínimos el Dow Jones.

Respecto a la liquidez, la CNMV, en un reciente informe, indicó que "las restricciones a la operativa en corto, que pueden estar indicadas en situaciones excepcionales, afectan a la eficiencia de los mercados, al reducir la velocidad a la que se ajustan los precios a la información disponible y deteriorar algunas medidas de liquidez o el propio volumen de negociación". Además, la menor liquidez registrada en los mercados durante este periodo (medida según los mayores diferenciales entre precios de compra y venta) podría obedecer, parcialmente, al estas medidas.

Ha sido la segunda vez que el supervisor del mercado español prohíbe cualquier tipo de operación bajista con cualquier valor cotizado. La anterior ocasión fue en julio de 2012, en los peores momentos de la crisis de deuda y antes del rescate bancario solicitado por España, cuando la prima de riesgo superó los 600 puntos. El veto tuvo una mayor duración, hasta principios de 2013. Anteriormente la CNMV había prohibido, a finales de 2011, las apuestas bajistas contra los valores del sector financiero.

La norma está amparada en un reglamento europeo de 2012, en el que se indica que se pueden prohibir las apuestas bajistas implican una amenaza potencial para la estabilidad financiera o la confianza del mercado.

Normas
Entra en El País para participar