¿Serán las nuevas baterías de Tesla una promesa por fin cumplida?

Lleva tiempo prediciendo una batería de menos de 100 dólares/kWh

Un tráiler con coches nuevos de Tesla saliendo de la fábrica de Fremont (California, EE UU), el 13 de mayo.
Un tráiler con coches nuevos de Tesla saliendo de la fábrica de Fremont (California, EE UU), el 13 de mayo. AFP

Puede que Tesla esté por fin a punto de tener su caro Model 3 listo para el mercado de masas. El coste de las baterías siempre ha sido el problema para todo el sector: puede elevar en 15.000 dólares el precio de un coche. Pero puede que Elon Musk haya encontrado la respuesta.

A finales de año, podría estar instalando baterías en los Model 3 que vende en China con un precio de solo 60 dólares por kilovatio hora, según exclusiva de Reuters. Eso está muy por debajo de los 100 dólares que se consideran en general el precio en el que los eléctricos pueden competir con los de gasolina.

La firma ha desarrollado, en colaboración con la china Contemporary Amperex Technology, pilas que usan poco o nada de cobalto, la parte más cara de la unidad, y cuestionable en cuanto a criterios ambientales y sociales. Los mayores depósitos se encuentran en la República Democrática del Congo, donde hay problemas como sequía o la llamada minería artesanal, que suele significar trabajo infantil.

Si tiene éxito, Musk podría abrir franjas de nuevos clientes para los coches eléctricos, que supusieron solo el 2,5% de las ventas mundiales de automóviles el año pasado. Su plan implica hacer que estas nuevas baterías tengan suficiente capacidad de almacenamiento para que puedan ser utilizadas por las utilities. Musk revelará oficialmente su estrategia en las próximas semanas.

Pero hay un par de desafíos. Primero, faltan estaciones de carga para una mayor aceptación. La gente puede comprar coches eléctricos, claro, pero alimentarlos es otra cuestión. En segundo lugar, está el propio Musk. Lleva tiempo prediciendo una batería de menos de 100 dólares/kWh, sin cumplirlo. Es solo una de las muchas promesas que no ha satisfecho, o cuyo calendario ha ido retrasando: desde el lanzamiento del Model 3 y los objetivos de ventas, hasta el control de calidad o los productos de seguros, pasando por el nivel de desarrollo de las capacidades de conducción autónoma de Tesla.

Puede que tenga éxito esta vez, pero sin duda sería una gran sorpresa para los escépticos.

Los autores son columnistas deReuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, deCarlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías