La banca encara la crisis con los niveles de rentabilidad más bajos del último lustro

Las provisiones y los tipos negativos merman los ya bajos retornos

Banca ROE Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La banca española afronta la recesión económica que viene tas la crisis sanitaria actual, derivada del Covid-19, con los niveles de rentabilidad sobre recursos propios (ROE) más baja de los últimos cinco años. Y es que, a la incapacidad de generar ingresos debido a los tipos negativos que llevan lastrando al sector durante el último año se le han sumado las millonarias provisiones que han tenido que dotar los bancos durante el primer trimestre de 2020 para afrontar el impacto del coronavirus en sus negocios y que han debilitado una rentabilidad ya de por sí baja.

Las entidades más afectadas han sido BBVA y Sabadell, cuyo ROE se encuentra en mínimos. Según los datos históricos disponibles en la CNMV, ninguno de los dos bancos había registrado un cierre del primer trimestre del año con la rentabilidad tan baja. La entidad presidida por Carlos Torres registra un retorno sobre recursos propios del 2,4% frente al 10% registrado al final del mismo periodo en el ejercicio anterior. En los últimos diez años el indicador más bajo de BBVA había sido 5,5%, registrado en marzo de 2014, cuando el sector encaraba la recta final de la crisis económica que comenzó en 2008.

Por su parte, la ratio ROE de Sabadell ha caído al 1,82% desde el 7,19% obtenido en los tres primeros meses del año anterior. La entidad presidida por Josep Oliu ya había registrado niveles de rentabilidad inferiores al 2% en varios cierres trimestrales durante los últimos años debido, en parte, a los problemas de integración tecnológica que surgieron con su filial británica TSB. Superada su crisis particular, la entidad había elevado la tasa ROE (desde el 5,53% de marzo de 2017 aumentó a 7,15% en 2018 y 7,19% en 2019), pero tras provisionar 213 millones para cubrir posibles impagos por el virus actualmente es el banco de Ibex que menos rentabilidad genera.

Caídas atenuadas

El resto de bancos cotizados, a pesar de haber tenido caídas, no han sido tan acusadas. Bankia ha reducido en 3,6 puntos porcentuales su rentabilidad a cierre del primer trimestre respecto al ROE que obtuvo en marzo de 2019. La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri, desde que pasó a ser Bankia, registró su primera rentabilidad en los primeros tres meses del año en 2014. En los ejercicios anteriores no existe el dato dado que, o bien obtuvo pérdidas, o los fondos propios se situaban en negativo.

Desde ese marzo de 2014, en el que generó un ROE del 7,8%, había mantenido más o menos constante ese nivel de rentabilidad: 8,7% en marzo de 2015; 8,2% en 2016; 10,2% (su máximo hasta la fecha) en 2017; 7,5% en 2018; y, el más bajo, 6,6% en 2019. Tras provisonar 125 millones de euros por el impacto del virus, Bankia ha cerrado el primer trimestre con la rentabilidad más baja desde que proporciona la ratio ROE en sus cuentas.

En el caso de CaixaBank la entidad catalana llegó a mínimos de los últimos diez años en los coletazos finales de la crisis anterior (registró un ROE del 1,4% en marzo de 2014). Desde entonces no había dejado de elevar la ratio gracias a su fortaleza comercial, hasta conseguir un ROE del 8,1% en el primer trimestre de 2018 . En 2019, debido a los tipos negativos rompió la tendencia de subida y este año, tras provisionar 400 millones, la rentabilidad ha caído al 4,5%.

Por su parte, Bankinter sigue siendo la entidad del Ibex con mayor rentabilidad sobre recursos propios. A pesar de haber reducido en 2,39 puntos porcentuales, hasta el 10,23%, su tasa ROE en los últimos doce meses, es el único banco que supera el umbral del 10%. De hecho es la única entidad que lograría cubrir el coste por capital, que el Banco de España sitúa, precisamente, en torno a ese 10%,

El banco que menos ha visto resentida su rentabilidad al cierre de marzo de 2020 ha sido Santander, que encara la crisis con unas provisiones ante posibles deterioros de 1.600 millones de euros. En marzo de 2019 la entidad presidida por Ana Botín registró un ROE del 7,85% y a cierre del primer trimestre de 2020 ha cedido apenas 1,54 puntos porcentuales.

Lejos de los dos dígitos

La banca española afronta la crisis económica con una mejor posición de liquidez y saneamiento que en 2008. De hecho gracias a su capital está paliando los primeros impactos en empresas y particulares a través de ayudas a la financiación y pagos de créditos, Además, se espera que el sector financiero actúe de motor para reactivar la economía cuando cese la crisis sanitaria y el parón en la actividad.

Sin embargo, en 2008, antes de que estallara la recesión las entidades contaban con unos niveles de rentabilidad que hoy parecen inalcanzables. En marzo de ese año BBVA registró una rentabilidad sobre recursos propios del 27,4%, Sabadell un 20,39% y Santander un 17,4%. Superada aquella crisis, en el último lustro tan solo BBVA, en algunos ejercicios, y Bankinter, han logrado mantenerse en el doble dígito.

 

Normas
Entra en El País para participar