Hostelería

La hostelería propone hacer test rápidos, encuestas epidemiológicas y tomas de temperatura a clientes

Hostelería de España, AECOC y FIAB reclaman medidas económicas urgentes para sostener al sector

Terraza cerrada en el local Casa Yustas en la Plaza Mayor de Madrid durante el confinamiento.
Terraza cerrada en el local Casa Yustas en la Plaza Mayor de Madrid durante el confinamiento. Europa Press

Las principales patronales que componen la cadena de valor en el sector hostelero, Hostelería de España, AECOC y FIAB, han lanzado una extensa propuesta conjunta al Gobierno para poder comenzar a reabrir bares y restaurantes sin restricciones concretas de aforo. Entre las "recomendaciones" que establece el documento, realizado de manera conjunta con EY, llaman la atención tres medidas de control sanitario que se aplicarían a los clientes al querer entrar a un local de hostelería.

La primera, que se lleve a cabo un "cuestionario epidemiológico" a la entrada "para detectar posibles síntomas o personas de riesgo", pudiendo el hostelero negar la entrada a personas con resultados negativos "o que supongan un riesgo".

La segunda, la toma de temperatura "a través de pistolas termómetro u otros", también reservándose el hostelero el derecho de admisión. Una tercera es la realización de test rápidos de coronavirus a los clientes para "evaluar" su estado de salud al acceder "a determinados locales o eventos", algo que también propone para los trabajadores.

Para ello, las asociaciones establecen que "el Gobierno deberá dotar de los correspondientes test a los empresarios del sector". Según las mismas, el objetivo de esta medida es "garantizar el estado óptimo de salud de los trabajadores y clientes del establecimiento" y "aportar confianza al  consumidor en relación al virus y al consumo in situ en locales, y por tanto, una mayor velocidad de recuperación económica". El texto reconoce que esta medida supone "una intrusión bastante relevante en staff y "clientes".

Estas, junto a una campaña divulgativa para defender la seguridad del consumo en estos espacios, son a juicio del sector "medidas aceleradores para realizar una reapertura más rápida, segura y que no implicarían una limitación del aforo siempre y cuando se ejecuten las medidas establecidas".

A cambio de esa limitación del aforo, el sector propone cuatro criterios: la presencia de "facilitadores de distanciamiento social", como terraza, mesas en el interior de los locales o diferenciación de espacios; distinción del riesgo de propagación del virus por tipo de servicio, por ejemplo, entre delivery, recogida en el local o consumo en el mismo; segmentar los tipos de espacios de consumo para poder garantizar la distancia social; y definir la reapertura en base a los escenarios de reapertura fijados por el Gobierno, que tienen en cuenta la evolución epidemiológica o la capacidad sanitaria.

Distancias de menos de un metro según el tipo de negocio

En base a esto, el documento establece diferentes medidas de distanciamiento social  según el espacio en el que se esté consumiendo. Este distingue cuatro grupos: sala, terraza y buffet; barra; eventos, y ocio.

Para el primer grupo, fija que cada cliente debe disponer de 1,5 metros cuadrados de espacio, y un rango de distanciamiento respecto a otras personas a partir de 1,25 metros. En barra, esa distancia se reduce a un metro, en eventos a 1,1 y en la categoría de ocio, donde pueden entrar discotecas, a 0,6 metros. Hay que recordar que el Gobierno habla de al menos dos metros al referirse a una medida de distanciamiento social segura.

Las patronales también priorizan la reapertura de estos negocios hosteleros en las comunidades autónomas de Canarias, Baleares y Andalucía, en base al cumplimiento de un doble criterio sanitario y económico que, a su juicio, les permiten estar mejor colocadas que el resto de regiones para comenzar a funcionar.

Así lo refleja en una extensa propuesta conjunta que estas asociaciones han remitido al Gobierno, con la ayuda de la consultora EY, en la que también ubican a la Comunidad de Madrid, País Vasco y Navarra como las menos preparadas para una reapertura temprana

Medidas económicas

El texto también fija una serie de propuestas en materia económica para ayudar al sector a paliar los efectos de la crisis. Para garantizar la liquidez, piden el reintegro de la totalidad de los alquileres abonados a partir del estado de alarma, o exención en el caso de no haberlo abonado; acceso a microcréditos avalados por el Gobierno "con procesos más sencillos adaptado al sector";  una reducción proporcional y una moratoria en el pago de impuestos y tasas municipales; la "reducción proporcional" y flexibilización en el pago de tasas e impuestos nacionales, y deducciones del IRPF o del Impuesto de Sociedades en el abono de las cuotas del alquiler.

También reclaman extender y flexiblizar los ERTE y apoyar planes de formación "para asegurar las capacidades del sector". Además, piden reducir los tipos de IVA del sector y la exención de IRPF en los cheques restaurante.

Normas
Entra en El País para participar