Finanzas

Guindos recalca que el BCE “sigue listo” para desplegar nuevas medidas de estímulo

"Estamos más decididos que nunca a asegurar apoyo financiero", señala ante el Parlamento Europeo

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos.
El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos. EFE

El Banco Central Europeo sigue preparado para hacer más ajustes en sus medidas de política monetaria  "en caso de que veamos que la escala del estímulo se está quedando más corta de lo que se necesita", ha asegurado hoy ante el Parlamento Europeo el vicepresidente del banco Luis de Guindos durante la presentación del informe anual 2019 del banco central de la eurozona.

El informe se refiere a la actividad de la institución en 2019, por lo que sus conclusiones han quedado solapadas por el violentísimo efecto del coronavirus."Nos enfrentamos a una elevada incertidumbres sobre la evolución de la pandemia y el daño económico que provocará", ha advertido.Guindos ha remarcado, en todo caso, el margen de manionbra del banco ante la situación actual. "Estamos más decididos que nunca a asegurar apoyo financiero en todos los sectores y todos los países para permitir que este shock sea absorbido", indicó.

Sus palabras son además un alegado en defensa de las medidas de política monetaria de la institución, después de que el Tribunal Constitucional alemán haya cuestionado la legalidad de las compras de deuda del programa puesto en marcha en 2015 y requerido al BCE que justifique la proporcionalidad de esas adquisiciones como condición para que el Bundesbank pueda seguir participando en esas compras."Estamos continuamente evaluando la proporcionalidad de nuestras acciones y los efectos secundarios de nuestras políticas", añadió, destacando que cuando toman una decisión es porque tiene "más pros que contras".

Tal y como ha indicado el ex ministro de Economía, el programa de compras de deuda por emergencia sanitaria (PEPP, según sus siglas en inglés), "está ayudando a evitar un endurecimiento indebido de las condiciones de financiación y a contrarrestar los graves riesgos en  el mecanismo de transmisión de la política monetaria".

El BCE, tras una muy tímida respuesta inicial, aprobó a finales de marzo el programa PEPP, dotado en principio con hasta 750.000 millones de euros y previsto para 2020, si bien Christine Lagarde ha indicado que se puede ampliar, prorrogar o flexibilizar a voluntad. Un mensaje sobre el que está incidiendo hoy Luis de Guindos. Las medidas adoptadas "han proporcionado un apoyo crucial a la economía de la zona euro", que se enfrenta a una gran incertidumbre sobre la pandemia y el daño económico que dejará.

Con todo, ha insistido en que son los Gobiernos quienes están apoyando la actividad económica fuera de la banca: "La política fiscal es la primera línea de defensa en este momento". Ha anticipado, además, que es probable que la inflación baje "mucho más" en los meses venideros.

Normas
Entra en El País para participar