España lidera en Europa el número de ensayos en pacientes sobre Covid-19

A nivel mundial se posiciona en cuarto lugar en estudios con fármacos

Un técnico de laboratorio con un vial de remdesivir, de Gilead Sciences.
Un técnico de laboratorio con un vial de remdesivir, de Gilead Sciences.

El alto número de afectados por Covid-19 y el protagonismo de los últimos años en investigaciones de fármacos con pacientes ha convertido a España en el país europeo con más estudios con enfermos, al tener en marcha 58 ensayos clínicos en hospitales, según datos del Registro Español de Ensayos Clínicos, en una cifra adelantada este miércoles por la patronal Farmaindustria.

“España se ha convertido en los últimos años en una potencia para desarrollar ensayos clínicos, gracias a la existencia de un sólido sistema sanitario y al prestigio de los investigadores y médicos españoles", asegura Humberto Arnés, director general de Farmaindustria. Este experto también destaca como razones una infraestructura logística e investigadora bien desarrollada, una Administración sensible, "una legislación pionera" en materia de investigación clínica, "y a una industria comprometida con la I+D”.

Además, la patronal también avanza que se han puesto en marcha en nuestro país otros 67 estudios observacionales, para evaluar la efectividad de los medicamentos en la práctica clínica real. Estos ensayos están suponiendo más de 332 participaciones de hospitales españoles y se espera que hasta 28.000 pacientes se beneficien del acceso a estos ensayos, según los datos del Ministerio de Sanidad.

La Federación Internacional de la Industria Farmacéutica (Ifpma) –la patronal mundial del sector, a la que pertenece Farmaindustria- destaca que las compañías farmacéuticas están probando en todo el mundo la eficacia de algo más de 130 medicamentos o combinaciones de medicamentos frente al coronavirus. A nivel global, solo superan a España en ensayos clínicos China (154 estudios), EE UU (109) e Irán (63).

Según los últimos datos que aporta la Organización Mundial de la Salud, España lidera junto a Francia (51 ensayos), Reino Unido (17), Alemania (16), Dinamarca (13) e Italia (11), según recoge el proyecto sin ánimo de lucro Cochrane.

"Otra prueba de la capacidad de España en investigación clínica es que en algunos de los ensayos internacionales con participación española, según los datos de las propias compañías, nuestro país ha sido el primero en arrancar el proyecto de investigación en tiempo récord, e incluso en algún caso el primer paciente en entrar en el ensayo clínico ha sido español", según la patronal.

  • Los laboratorios

La mayor parte de esas terapias están en uso para otras patologías, pero también se suman algunas nuevas como remdesivir de Gilead.

Los hospitales españoles han participado, por ejemplo, en el ensayo con la molécula remdesivir de Gilead, el primer tratamiento aprobado contra el Covid-19, ya que este viernes el Gobierno de EE UU aprobó este antiviral por una vía de emergencia justificada en razones urgentes por la pandemia. Aun así, los resultados de los estudios de ese fármaco son preeliminares.

También hay dos empresas españolas, Oryzon Genomics y PharmaMar, que han comenzado a ensayar tratamientos con la autorización del Ministerio de Sanidad frente a efectos del coronavirus, pero no se trata de antivirales que reduzcan la carga virual del SARS-CoV-2.

Desde Farmaindustria se explica que hay una decena de sus compañías asociadas que ya realizando investigaciones en España sobre medicamentos potenciales contra el coronavirus. Es el caso de los ensayos con la hidroxicloroquina, un medicamento contra la malaria, la artritis y el lupus, cuya eficacia contra el virus está siendo evaluada gracias al apoyo de las españolas Rovi y Rubió y las filiales españolas de Gebro y Novartis. Estos ensayos cuentan con la participación de 62 hospitales en trece comunidades autónomas e involucran a más de 4.000 profesionales de los centros hospitalarios.

La compañía suiza Novartis también desarrolla otros estudios para probar la eficacia de dos medicamentos, ruxolitinib (de nombre comercial Jakavi) y canakinumab (Ilaris), que están ya autorizados para distintos tipos raros de cáncer y enfermedades inflamatorias, respectivamente.

El laboratorio francés Sanofi desarrolla estudios para evaluar la eficacia de su fármaco sarilumab (Kevzara) -ya autorizado para artritis reumatoide- en pacientes críticos por coronavirus hospitalizados en UCI. España es el país líder en reclutamiento a nivel mundial en estos estudios, según la compañía.

La farmacéutica suiza Roche también ha incluido a España entre los nueve países donde investiga la eficacia de su medicamento tocilizumab (Roactemra), un fármaco autorizado para artritis reumatoide que podría ser útil para pacientes con neumonía grave por Covid-19. El primer paciente reclutado para este ensayo ha sido español, según informa la compañía.

El laboratorio estadounidense Abbvie ha llegado a un acuerdo global con la OMS para estudiar la eficacia de la combinación de dos antirretrovirales, lopinavir y ritonavir, de su terapia llamada Kaletra en el ensayo Solidarity, en el que también participan centros hospitalarios españoles.

La compañía Jazz Pharmaceuticals evalúa el fármaco defibrotide -autorizado para complicaciones tras un trasplante hematológico- en la prevención y tratamiento del distrés respiratorio y síndrome de liberación de citoquinas en pacientes con Covid-19.

La sueca Sobi financia en nuestro país un estudio para evaluar el efecto del medicamento anakinra (Kineret), un inmunosupresor indicado para enfermedades inflamatorias, sobre la necesidad de ventilación mecánica en pacientes con neumonía grave por Covid-19.

Destaca, por último, el análisis de la británica AstraZeneca con su fármaco budesonida, un corticoide inhalado, en pacientes Covid-19 ingresados por neumonía reduce el riesgo de distrés respiratorio agudo y mejora su pronóstico.

"En las próximas semanas se iniciarán más ensayos a nivel mundial por parte de compañías asociadas a Farmaindustria, y es muy probable que en buena parte de ellos haya participación de hospitales españoles", según la patronal.

“La apuesta de la industria farmacéutica por España como destino de inversiones en materia de investigación clínica ha sido clara y decidida en los últimos años, y así se está demostrando en esta carrera investigadora contra el coronavirus, sin precedentes a nivel mundial", opina Arnés. "Esa capacidad para atraer ensayos clínicos es un ejemplo claro de la oportunidad que la investigación biomédica ofrece a España y que puede ser determinante para avanzar en el logro de un nuevo modelo de crecimiento económico y de sociedad, máxime en el periodo de recuperación económica que debe abrirse tras la crisis del coronavirus”, asegura.

  • Sin vacuna

Estos ensayos de tratamientos para atacar los efectos del coronavirus o reducir su carga viral se realizan a la par que los de una búsqueda de una vacuna. Los últimos datos recopilados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), indican que ya tienen el visto bueno ocho de estos productos de inmunización para probar en humanos.

En estos ensayos participan pequeñas empresas de biotecnología como Moderna, CanSino, Inovio y Sinovac, centros de investigación y universidades, y también grandes laboratorios como el gigante estadounidense Pfizer, que se ha asociado a la china Fosun Pharma y a Bionthec.

Igualmente, el laboratorio británico GSK, uno de los grandes fabricantes de vacunas, ha apostado esta semana por una alianza con la Universidad de Oxford para llevar estas pruebas en humanos.

La OMS también recoge, en su último documento fechado el 30 de abril, que existen otras 94 vacunas candidatas todavía en fases previas de investigación básica, entre ellas una impulsada por el Centro Nacional de Biotecnología.

Normas
Entra en El País para participar