Operación corporativa

Una decena de ‘hedge funds’ tendrá la última palabra en la opa de Six por BME

Los fondos que compraron en Dia y Telepizza entran en liza; los suizos tienen hasta el viernes para ampliar el plazo de aceptación

Una decena de ‘hedge funds’ tendrá la última palabra en la opa de Six por BME Pulsar para ampliar el gráfico

Una opa siempre es un imán para los fondos oportunistas. Y la operación del año en España, la toma de BME por Six, no ha sido diferente. El operador bursátil ha atraído a una decena de hedge funds, que controlan ya en torno a un 20% del capital. Y jugarán un papel clave para que triunfe la opa suiza.

Six ha dado de plazo hasta el próximo lunes, 11 de mayo, para que los accionistas de BME decidan si aceptan o no los 33,4 euros por título (32,98 euros una vez que hoy haya descontado el dividendo de 0,42 euros que paga el viernes) que les ofrecen. Este periodo puede ampliarse para que los accionistas minoritarios tomen su decisión en unas circunstancias tan poco normales como las actuales. El límite para ello expira el viernes.

Sin embargo, algunos pequeños accionistas de BME, una empresa con una fuerte base de minoritarios desde su salida a Bolsa, ya se han deshecho de sus títulos. Han aprovechado que la acción de BME ha cotizado por encima del precio para vender. La mayoría de los analistas recomienda acudir a la opa, pues lo previsible es que la acción del gestor español caiga después.

En la operación han aparecido potentes fondos de inversión, acostumbrados a bregar en estas situaciones. Una de sus estrategias es adquirir títulos de empresas en procesos de opa, aun por encima del precio que paga el comprador, para ponerlo en aprietos y forzar una subida de precio. Pero, en este caso, su capacidad para echar por tierra la operación es mínima. Además, muchos compraron cuando BME llegó a caer a 28 euros por acción después de que el Gobierno decretara el estado de alarma. Las plusvalías que amasan son abultadas y lo esperable es que vendan.

Algunos de los que han entrado en las últimas semanas son viejos conocidos del mercado español, como el inversor francés Emmanuel Boussard y el fondo Syquant Capital, que estuvieron presentes tanto en la toma de Dia por Letterone como en la de Telepizza por KKR. En ambas situaciones siguieron una estrategia similar: hicieron acopio de títulos para intentar que el comprador subiera el precio. Tanto en Dia como en Telepizza obligaron a Letterone y a KKR a renunciar al elevado umbral mínimo de aceptación, pero no alcanzaron el poder suficiente para dar al traste con ninguna de las dos opas.

En el caso de BME, el grupo suizo cuenta con más margen. El papel acumulado por los fondos de inversión –en torno al 20%, según los registros de la CNMV– no es suficiente para que la opa fracase. Six exige que acepten la oferta dueños con más del 50% del capital y tampoco tiene como prioridad sacar de Bolsa a la compañía española. BME seguirá en Bolsa si se quedan minoritarios con más del 5%. El comprador aún cuenta con tiempo. Habitualmente, los grandes inversores no toman sus decisiones sobre una opa hasta la última semana del plazo de aceptación.

Six cuenta además con el beneplácito del primer accionista de BME, Corporación Financiera Alba, con un 12%. Sus representantes en el consejo ya han afirmado que venderán sus títulos en la opa, lo que hace suponer que el brazo inversor de los March tomará la misma decisión. Las intenciones de BlackRock y Norges Bank, con más del 6% entre los dos, también apuntan a aceptar la operación.

Los nuevos accionistas de la Bolsa

JP Morgan. Uno de los mayores bancos del planeta ha emergido como segundo accionista de BME con un 5,2%. Es posible que, como ocurre frecuentamente con estas entidades, actúe para otros inversores como tenedor de los títulos.

‘Hedge funds’. Además de Boussard y Syquant Capital, otros muchos ‘hedge funds’ han aflorado en el capital de BME. Entre ellos se encuentran TIG Advisors con el 3,57%, Kite Lake Capital (2,06%), Sand Grove (2,28%) o Farallon (1,77%). Entre todos ellos suman un 12% del capital.

Minoritarios. BME cuenta con unos 56.000 pequeños accionistas que tienen entre el 35% y el 40% del capital. Six explica que no excluirá a la empresa que capitanea Javier Hernani como consejero delegado salvo que los particulares se queden con menos de un 5%.

Normas
Entra en El País para participar