BNP Paribas y Santander financian uno de cada tres euros a empresas europeas

El banco de origen galo presta 29.000 millones ante el parón económico; la entidad que preside Botín escala 12 puestos en el ranking

Bancos financiación Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El mantra de la banca en la crisis pandémica es “somos una ayuda y no un lastre como en la que estalló hace 12 años”. Obras son amores y no buenas razones. Esta vez, las entidades financieras se están portando con el tejido productivo. Al margen de la financiación blindada por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), los grandes bancos se han volcado con la liquidez. Los préstamos a empresas europeas a través de créditos sindicados entre el 1 de enero y finales de abril alcanzan los 140.000 millones, según Bloomberg, en línea con la cuantía del mismo periodo de 2019.

La concesión, además, se ha acelerado de manera fulgurante desde Gran Confinamiento. La financiación, en la mayoría de los casos líneas de liquidez preventivas, concedida desde el 13 de marzo suma 119.000 millones. La mayor parte del dinero es un escudo para que las compañías puedan hacer frente al parón económico decretado para contener al mortífero virus.

De todos los bancos del ranking, dos son los más activos con una diferencia sustancial. BNP Paribas, con cerca de 30.000 millones prestados en el periodo, lo que le confiere una cuota de mercado del 21,4%, y Santander, que se dispara a la segunda posición, con casi 15.000 millones y un 10,4%. Entre ambas entidades han prestado aproximadamente uno de cada tres euros a través de créditos sindicados.

El papel de BNP Paribas ha sido especialmente crucial, ya que ha concedido casi el 100% del importe en la etapa más complicada, cuando la economía del Viejo Continente comenzó a cerrarse sin solución de continuidad. Ha arrebatado así la medalla de oro a Bank of America, el primero entre enero y abril del año pasado.

“Nuestra cuota de mercado, que representa una quinta parte del total, es un claro reflejo de la confianza que tiene BNP Paribas en las empresas europeas y en su capacidad para defender la solidez del tejido económico. Este hecho también demuestra el gran compromiso de la entidad con las compañías del continente, que se ha demostrado todavía más sólido en situaciones tan críticas como la actual, en la que la que la solidez de nuestro balance, nuestros conocimientos de mercado y capacidad de distribución nos ha permitido seguir apoyando a las empresas europeas”, señala Enrique Balboa, responsable de IG finance loans de BNP Paribas para Iberia.

Entre las empresas españolas a las que ha prestado BNP Paribas aparece El Corte Inglés. Lideró el crédito, por un total de 1.311 millones, junto a BBVA, CaixaBank y Santander

El trabajo del mayor banco español es también notable. Ha subido, de hecho, 12 puestos en el ranking respecto a los mismos meses del año pasado. Además de participar en la línea de liquidez de emergencia del grupo que preside Marta Álvarez ha insuflado aire en otras empresas de menor tamaño. Rafa Noya, nuevo responsable global del área de global debt financing (GDF) de Banco Santander, explica que “la actividad en corporate ha experimentado un repunte en los dos últimos meses como consecuencia del aumento de necesidades de liquidez”. “El ritmo de producción habitual se ha disparado en abril en cerca de 20.000 millones respecto al saldo acumulado hasta febrero. En gran medida, cerca de un 80% de este repunte se debe a la activación de líneas de crédito previamente concedidas a estas grandes empresas”, agrega. La cifra recopilada por Bloomberg solo recoge los nuevos créditos sindicados, de ahí la discrepancia con el aumento que destaca Noya.

 

Se dispara la actividad de tú a tú

Bilaterales. Los créditos sindicados han sido uno de los sustentos de las grandes empresas. Pero hay otras cantidades que no aparecen y que también son astronómicas. Iberdrola, Repsol, Ferrovial, Naturgy, Acciona,  Abertis e Inditex han ido banco por banco para pedirles líneas de dinero contante y sonante por si la situación se tuerce. Los importes han oscilado entre los 500 y los 2.000 millones de euros para cada una, como publicó CincoDías el 16 de abril. Esta fórmula implica una gran ventaja para el deudor, que puede presionar a la entidad financiera sin necesidad de que se enteren otros bancos, como ocurre en los sindicados. Así le es más fácil exprimir al máximo el precio. “En el caso de España, el compromiso se manifiesta en el hecho de que BNP Paribas ha estado presente en la mayor parte de los préstamos bilaterales concedidos a grandes a empresas desde el inicio de la crisis derivada de la expansión del coronavirus”, añade Enrique Balboa, responsable de IG finance loans de BNP Paribas para Iberia.

Normas
Entra en El País para participar