La pandemia acelera el crédito a las empresas y baja la deuda de las familias

El pasivo bancario de los hogares en España cayó en marzo un 0,4% y creció un 1,1% en las empresas, que necesitan liquidez

Fachada del Banco de España.
Fachada del Banco de España. Efe

La deuda bancaria de las familias e instituciones sin ánimo de lucro residentes en España cayó en marzo un 0,4% respecto al mes anterior, con un descenso de 2.597 millones de euros, hasta los 700.064 millones, su nivel más bajo desde el mes de abril del año 2006. La estadística facilitada este lunes por el Banco de España recoge, en parte, el impacto de la crisis del Covid-19, ya que en la segunda quincena de marzo estuvo vigente el estado de alarma, el confinamiento y las restricciones de movilidad y actividad. Al contrario, la depresión del consumo y el cierre de negocios ha empujado a las empresas a demandar liquidez, por lo que su deuda se elevó en marzo el 1,1% respecto a febrero, hasta los 899.758 millones.

El endeudamiento de los hogares españoles se sitúa un 0,5% por debajo de los niveles de hace un año, pero la evolución mensual refleja una caída de más de 2.500 millones, hasta situarse en niveles de hace casi 14 años, ya que en abril del año 2006, antes de la anterior crisis, se situaba en 689.364 millones de euros. Mientras, el de empresas se ha reducido un 0,3% interanual.

En los últimos meses, la deuda de los hogares españoles se ha ido estabilizado e incluso ha ido en general bajando, hasta situarse en niveles previos a la crisis debido a la reducción paulatina de los préstamos contraídos, a la caída de los tipos de interés y al abaratamiento de los créditos.

Crédito al consumo

La caída del crédito a las familias en el tercer mes del año se debió fundamentalmente al retroceso de los créditos al consumo, que registraron una merma de 603 millones de euros en un solo mes y sobre todo a la caída de casi 2.000 millones de los préstamos hipotecarios. Estos últimos se situaron en 515.115 millones, su nivel más bajo desde abril de 2006, tras retroceder un 0,4% en el último mes.

A pesar del descenso de la inversión de los hogares en vivienda durante los últimos años, el importe que las familias destinan a su hogar sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone el 73,6% del mismo.

Por su parte, los créditos de las familias destinados al consumo experimentaron una caída mensual del 0,3% en marzo, que en una quincena se vio ya impactado por la crisis del Covid-19, hasta los 184.949 millones de euros. No obstante, en el último año han registrado un crecimiento del 2,8%.

Sube la financiación a empresas

El flujo de efectivo, que indica la acumulación de activos líquidos y la variación entre la entrada y salida de efectivo, revela la huella del Covid en el tejido empresarial, ávido de juntar dinero en caja para contrarrestar la parálisis de la actividad. Este sube en marzo 10.383 millones, una tendencia contraria a la del mes anterior, cuando el flujo efectivo se contrajo en 3.608 millones. Desde octubre de 2018, las estadísticas no arrojaban un incremento tan fuerte del saldo en efectivo, que marcó entonces una subida mensual de 15.099 millones.

La financiación a las empresas, en términos globales, se elevó en unos 10.000 millones de euros en el tercer mes del año, hasta los 899.758 millones de euros, un 1,1% más mensual, debido al aumento de los préstamos de entidades de crédito: subieron en 15.186 millones en un mes, con un alza del 3,3%, hasta los 481.533 millones de euros, aunque en tasa interanual bajaron un 0,2%.

Los préstamos del exterior se redujeron en 544 millones, hasta los 302.357 millones, cediendo además un 2,1% interanual, y los valores representativos de deuda mermaron en 4.475 millones de euros (-3,7% mensual) respecto al mes de febrero, hasta los 115.868 millones, aunque se elevaron un 4,8% interanual.

Normas
Entra en El País para participar