Tesla se desploma en Bolsa tras escribir Elon Musk en Twitter que las acciones están muy caras

Escribe en su cuenta oficial de que va a vender sus propiedades físicas

Tuit Elon Musk
Elon Musk, fundador de Tesla.

Han sido tres tuits del fundador y primer accionista de Tesla, Elon Musk. En el primero ha asegurado que se dispone a deshacerse de todas sus propiedades físicas y ha subrayado que no tendrá casa. 

En el segundo ha afirmado que las acciones de Tesla están muy caras y el mercado le ha hecho caso. De inmediato los títulos del fabricante estadounidense de coches eléctricos se han desplomado y llegan a caer un 10%.

Finalmente ha pedido, sin aparentemente identificar a quien se lo pide, que se devuelva la libertad al pueblo.

Elon Musk ha escrito estos tuits con una diferencia de minutos y el efecto está siendo demoledor.

No es esta la primera vez que la afición de Musk por escribir en Twitter le da más de un dolor de cabeza. En abril de 2019, Musk aceptó no publicar en Twitter información sobre la producción de vehículos o ventas del fabricante de automóviles eléctricos de lujo sin que sus tuits sean revisados por abogados, según un acuerdo que alcanzó con la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC).

Ese pacto pretendía resolver la demanda presentada contra Musk y Tesla por la SEC en relación con los tuits enviados por el fundador del fabricante este año .En esos mensajes, Musk señaló que Tesla produciría este año 500.000 vehículos, una cifra muy superior a las estimaciones oficiales de la compañía.

Posteriormente, Musk rectificó pero SEC decidió demandar al multimillonario porque sus tuits había violado un anterior acuerdo con el organismo regulador del mercado de valores estadounidense.

El acuerdo original establecido en septiembre de 2018 ya había fijado limitaciones a las comunicaciones de Musk a través de Twitter. La disputa se inició en agosto de 2018 cuando Musk dijo en Twitter que estaba pensando en sacar de la bolsa a Tesla y que ya había encontrado la financiación para comprar las acciones a 420 dólares por título, una cifra muy superior a la cotización en los mercados por aquel entonce. Tras días de cuestiones y críticas, Musk reconoció que no era verdad y que no tenía asegurada la financiación para la operación.

Varios inversores y SEC demandaron a Musk al considerar que su tuit había inflado artificialmente las acciones de la compañía lo que le había beneficiado directamente, ya que él es el máximo inversor en Tesla.

En septiembre de 2018, Musk, Tesla y SEC llegaron a un acuerdo por el que los dos primeros pagarían una multa cada uno de 20 millones de dólares.

Además, Musk debía abandonar temporalmente la presidencia del consejo de administración de Tesla y la empresa instauraría "controles y procesos para supervisar las comunicaciones de Musk".

Normas
Entra en El País para participar