Transporte

Uber estudia despedir a 5.400 trabajadores, el 20% de su plantilla mundial

La compañía ha visto desplomarse su actividad de transporte con vehículos VTC como consecuencia de la crisis sanitaria

Logo de Uber en la sede de la compañía en San Francisco.
Logo de Uber en la sede de la compañía en San Francisco.

Los ejecutivos de Uber están discutiendo planes para reducir los empleados de la compañía en aproximadamente un 20%, según ha avanzado The Information. Este diario estima que dicha medida se podría traducir en el despido de más de 5.400 trabajadores de los 27.000 que tiene la compañía en todo el mundo.

En una nota enviada por Uber a USA Today, la empresa de transporte, asegura que “como era de esperar, están analizando todos los escenarios posibles para garantizar que lleguemos al otro lado de la crisis en una posición más sólida que nunca”.

La compañía ha visto desplomarse su negocio de VTC (vehículos con conductor) debido a la crisis sanitaria que azota a todo el mundo, que ha hecho que menos clientes soliciten viajes. Por el contrario, su división Uber Eats, dedicada al reparto de comida, ha visto aumentar su negocio debido al confinamiento de millones de ciudadanos. Pero su peso en el negocio global del grupo es menor.

La petición de VTC han caído, según los países, entre un 70 y un 90%, frente al mismo periodo del año anterior, y este negocio supone el 75% de los ingresos de Uber. La empresa registró unas pérdidas de 1.100 millones de dólares (1.014 millones de euros) en el último trimestre de 2019.

Los recortes en Uber podrían estar detrás de la marcha del responsable de Tecnología de la multinacional. Thuan Pham, en la empresa desde 2013, anunció su dimisión el pasado martes. Al parecer, más de 800 personas de su equipo de ingeniería, formado por un total de 3.800, podrían verse afectado por los ajustes laborales.

Pham era el ejecutivo con más antigüedad en la compañía. Su salida de Uber se suma a la de otros altos cargos de la firma, como su jefe de operaciones, Barney Harford, o la directora de Márketing, Rebecca Messina, que salieron de la empresa el año pasado.

A principios de este mes, Uber ya anunció que retiraría sus pronósticos para ciertas métricas de ingresos y ganancias para el año. "Dada la naturaleza evolutiva de COVID-19 y la incertidumbre que ha causado a todas las industrias en todas partes del mundo, es imposible predecir con precisión el impacto acumulativo de la pandemia en nuestros resultados financieros futuros", reconoció en un comunicado de prensa el 16 de abril.

La crisis también está afectando a otros rivales de Uber, como Cabify en España, que ha anunciado un ERTE para sus 450 empleados, alegando causas productivas. Y GrubHub, rival en el reparto de comida, también ha retirado sus previsiones de ingresos y Ebitda del 2020 como consecuencia de los efectos impredecibles de la pandemia.

Uber, que esperaba alcanzar la rentabilidad a finales de este año, presentará sus cuentas del primer trimestre el próximo 7 de mayo. Entonces se verá cuál ha sido el impacto inicial del Covid-19 sobre su negocio. Pero la pandemia seguirá golpeando a la compañía hasta final de año, pues pese a que algunos países comienzan la desescalada, el sector turístico y el del ocio, claves para la compañía, sufrirán especialmente.

Los fuertes ajustes laborales parecen no haber caído mal a Wall Street. Las acciones de la compañía suben hoy más de un 4%. La firma está valorada en unos 54.300 millones.

Normas
Entra en El País para participar