Soluciones y medidas para que la pyme pueda seguir exportando en la era ‘poscoronavirus’

La liquidez, clave para no perder posiciones. Reclaman, además, más apoyo de las Oficinas Comerciales.

coronavirus exportaciones pymes españa

Las empresas de nuestro país comienzan a prepararse para el regreso progresivo de su actividad. En el caso de las pymes exportadoras, los expertos consideran que el apoyo financiero a largo plazo por parte de las administraciones públicas será indispensable.

Así lo han concluido en un webinar organizado por el Club de Exportadores e Inversores y por la consultora Iberglobal con el objetivo de analizar las perspectivas y las necesidades del sector exterior una vez concluya la crisis de la COVID-19.

Los expertos han coincidido en valorar de manera positiva las medidas que el Gobierno ha tomado para garantizar la liquidez del sistema económico y de las empresas durante la primera fase de la pandemia, del mismo modo que solicitan a las administraciones “un apoyo financiero decidido” para sostener el sector exterior a largo plazo.

Así se prevé que harán los países que compiten con España por conquistar el mercado. Tal y como asegura Ángela Pérez, directora de financiación estructurada de Elecnor, también será muy importante “anticiparnos a las necesidades de las empresas después de la crisis”. Pérez cree que hará falta más volumen financiero y más apetito por el riesgo para no perder las posiciones ganados en los mercados internacionales durante los últimos años.

Para Javier Valero, presidente de Globaltec, los presupuestos públicos de apoyo a la internacionalización no deberían verse recortados –como en anteriores crisis- por la necesidad de gestionar el déficit, ya que constituyen “una forma de proteger la industria y el empleo”.

En otro orden de cosas, los expertos coincidieron en que las Oficinas Comerciales de España en el exterior tendrán que brindar más apoyo a las empresas para que puedan realizar las gestiones que en estos momentos no puedan llevar a cabo.

También se habló de la necesidad de ser “imaginativos” y “utilizar nuestras Embajadas y oficinas comerciales para organizar actos” con nuestros clientes actuales y potenciales, a través de teleconferencias. Eso posibilitará que las empresas puedan presentar productos, servicios y tecnologías.

Por último, Fernando Salazar, presidente de Cesce, describió el escenario actual como un entorno en el que el comercio ha caído, están aflorando los impagos y se están registrando peticiones de reestructuración de deuda por parte del cliente público. “Es por ello por lo que es importante para las empresas exportadoras la nueva línea de cobertura de crédito circulante por cuenta del Estado, con una capacidad de financiación de 2.000 millones de euros”; aseguró.

Normas
Entra en El País para participar