El Congreso da luz verde a la Comisión para la Reconstrucción por unanimidad

El PP propone a Ana Pastor como presidenta del foro parlamentario, mientras el Gobierno opta por Carmen Calvo

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, presidiendo una reunión de la Junta de Portavoces.
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, presidiendo una reunión de la Junta de Portavoces.

El Congreso de los Diputados ha dado luz verde este martes a la formación de la Comisión para la Reconstrucción social y económica tras la crisis del coronavirus, y lo ha hecho por unanimidad tanto en la Mesa como en la Junta de Portavoces.

Fuentes parlamentarias han señalado a Efe que durante las reuniones de estos dos órganos, celebradas este mismo martes, ningún grupo se ha expresado en contra de la nueva comisión, aunque, como ha avanzado la portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, quedan flecos por resolver, como la designación de la presidencia.

Los grupos dispondrán hasta el jueves que viene de plazo para comunicar quiénes serán sus representantes en la citada comisión, que se compondrá de 46 diputados, y comenzará a andar la semana que viene.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha propuesto esta tarde que Ana Pastor sea la presidenta de dicho foro parlamentario, explicando que el perfil de la expresidenta del Congreso es el "adecuado", puesto que además ha sido ministra de Sanidad y de Fomento. Asimismo, ha apuntado que sería positivo que "la oposición presidiera los trabajos" de una futura comisión que desarrollará iniciativas parlamentarias "urgentes" para encontrar una salida a la crisis económica y social que se avecina tras la pandemia.

Sin embargo, el Gobierno ya propuso a la vicepresidenta Carmen Calvo como coordinadora de la mesa de partidos y apuntó que la designación sería por votación. Por norma general, cada comisión parlamentaria en su primera reunión elige a su propia Mesa, compuesta por el presidente, dos vicepresidentes y dos secretarios.

Así, la Mesa del Congreso de los Diputados ha analizado este martes la creación de dicha Comisión no permanente, después de que el PSOE y Unidas Podemos presentaran su propuesta el pasado viernes en la sede parlamentaria.

Las pretensiones del PP se quedaron fuera del texto registrado, que pasaban porque dicha comisión sirviese también para examinar la gestión del Ejecutivo durante la pandemia. En cambio, la propuesta de los socios de Gobierno plantea un foro en el que se reciban propuestas de los distintos grupos, se celebren debates y se acuerden conclusiones conjuntas sobre las medidas a adoptar para paliar las consecuencias de la emergencia sanitaria, en un plazo de dos meses prorrogables, para luego culminar en un dictamen que posteriormente se elevará al Pleno.

Por otro lado, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, no formará parte de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica de España tras la epidemia de coronavirus, partiendo de que la misma no contempla puestos específicos para los ministros, sino que su composición se limitará a los propios grupos parlamentarios, que tendrán un número de miembros acorde con su número de escaños en el Pleno.

Los cuatro grupos de trabajo

Sánchez completó la semana pasada la primera ronda de contactos con los partidos, las administraciones autonómicas y locales; y con las patronales de empresas y sindicatos, para plantearles las bases del acuerdo de Estado.

Los cuatro puntos en los que el Ejecutivo quiere llegar a acuerdos para este gran pacto de reconstrucción se enfocan en: reforzar el sistema sanitario, proteger a los colectivos más vulnerables y con ello el Estado del Bienestar, apoyar al tejido productivo y conseguir una posición unitaria como país ante la Unión Europea.

Normas
Entra en El País para participar