Divisas

Monex cree que el euro recuperará su potencial a final de año

EE UU iniciará la normalización monetaria antes que Europa y el dólar perderá fuerza, según el grupo financiero

Olivia Álvarez, analista de Monex Europe.
Olivia Álvarez, analista de Monex Europe.

El euro cede más de un 3% respecto al dólar en lo que va de año, situándolo en los 1,08 billetes verdes. La fortaleza de la divisa estadounidense lleva siendo la tónica desde hace meses. Los analistas esperaban que 2020 fuera el año de la remontada de la moneda comunitaria, pero el coronavirus ha debilitado de nuevo al euro.

No obstante, esta revalorización tan esperada podría verse en la recta final del año, cuando el dólar comenzará a “perder fortaleza como moneda refugio en la medida en que el impacto inicial de la crisis quede atrás”, explica Olivia Álvarez, analista de Monex Europe.

USD x EUR 0,8838 0,227%
CHF x EUR 0,9167 -0,650%
JPY x EUR 0,0081 -0,248%

El euro se encuentra ahora en los niveles de mediados de febrero, cuando la crisis del Covid-19 llegó a Europa. Desde entonces, la volatilidad ha sido la norma.

La depreciación acumulada beneficia a las exportaciones europeas en un momento de crisis económica; sin embargo, se dará la vuelta cuando EE UU comience el camino hacia la normalización monetaria, que se producirá antes que en Europa, explica Álvarez, y desencadenará una apreciación de la divisa comunitaria.

“En la zona euro las medidas de acomodación monetaria implementadas por el Banco Central Europeo se van a alargar en el tiempo”, afirma, aunque apunta que la Reserva Federal “se mantendrá vigilante de no endurecer las condiciones de financiación antes de tiempo”.

La fortaleza del dólar se ha incrementado en los dos últimos meses por su carácter de activo refugio. Aunque desde que arrancó la emergencia sanitaria, los inversores también han apostado por otras divisas seguras como el franco suizo o el yen japonés, la moneda estadounidense “se ha convertido claramente en la reserva de valor dominante”, afirma Álvarez.

Entre las razones está el hecho de que el Banco Central de Suiza ha intervenido para frenar su apreciación, para reducir el impacto negativo en las exportaciones, mientras que “las deterioradas perspectivas económicas de Japón han restado atractivo al yen”, concluye la analista.

Normas
Entra en El País para participar