Renault baja un 19% la facturación trimestral por las menores ventas

El fabricante francés señala que el impacto que tendrá el Covid-19 en sus resultado anual sigue siendo imposible de evaluar

Logo Renault.
Logo Renault. Reuters

El grupo Renault registró unos ingresos de 10.125 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone una caída del 19,2% en comparación con el mismo periodo de 2019, debido al desplome de la demanda de vehículos provocada por el Covid-19, según datos publicados este jueves por la compañía.

La corporación francesa vendió 672.962 vehículos en todo el mundo entre enero y marzo, un 25,9% menos. Las bajadas fueron especialmente fuertes en China (-50,5%) y Europa (-36%).

Además, Renault se vio afectada por el efecto negativo del tipo de cambio y el impacto de las ventas a socios, que fue negativo por valor de -6,1 puntos, a causa de la "fuerte caída" en la producción de vehículos y componentes para Nissan, Daimler y Opel.

Por su parte, la división de Automoción -excluyendo AvtoVAZ- facturó 8.591 millones de euros, un 21,3% menos, mientras AvtoVAZ y la división financiera ingresaron 701 (-8,6%) y 827 (-2%) millones, respectivamente.

Según Renault, la actividad Automóvil dispone, a 31 de marzo, de una liquidez de 10.300 millones de euros -15.800 millones de euros a 31 de diciembre de 2019-. Para mitigar los efectos de la pandemia, el consejo de administración de la empresa decidió el 9 de abril no proponer la distribución de dividendos en su asamblea general del 19 de junio.

Asimismo, el presidente del consorcio, Jean-Dominique Senard, disminuirá su remuneración un este segundo trimestre "como mínimo" y el resto de administradores también recortarán un 25% la cantidad de sus primas de asistencia del año financiero 2020. El ahorro conseguido se destinará al fondo de solidaridad que lanzó el 2 de abril.

Retira previsiones

Renault suspendió sus previsiones para 2020 en marzo por las incertidumbres relacionadas con la crisis del coronavirus, que ha motivado el cierre de fábricas y concesionarios en muchos países. "Hasta la fecha, el impacto que tendrá esta pandemia en los resultados del grupo es imposible de evaluar", ha subrayado la empresa.

El grupo francés se compromete a reiniciar la actividad comercial y de producción en países donde las condiciones de seguridad y reglamentación lo permitan, y tomará todas las medidas apropiadas para responder a la demanda comercial. La compañía comunicará unas nuevas orientaciones tan pronto como considere que está en condiciones de hacerlo.

Normas
Entra en El País para participar