El Congreso avala la tercera prórroga del estado de alarma

Casado vota a favor entre duras críticas al Ejecutivo. Al voto en contra de Vox y de la CUP, se suma el de Junts

Estado de alarma España
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este miércoles durante su defensa de soicitud del estado de alarma.

El pleno del Congreso de los Diputados avaló este miércoles la tercera prórroga del estado de alarma por quince días más, hasta el 9 de mayo, gracias al apoyo de la mayoría de los grupos parlamentarios, a excepción una vez más de Vox y la CUP, a cuyo voto negativo se sumó el de  Junts per Catalunya, mientras ERC y EH Bildu optaron por la abstención. Así, ante un hemiciclo semivacio se aprobó el decreto con 269 votos a favor, 60 en contra y 16 abstenciones.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendió la prórroga viéndola como un instrumento para ir relajando las restricciones, comenzando por el alivio del confinamiento de los menores, cuya gestión fue criticada duramente por la oposición. De esta forma, el jefe del Ejecutivo fijó la segunda mitad del mes de mayo como “el horizonte de desescalada” y añadió que este decreto ahora habilita al Ministerio de Sanidad para modificar las decisiones sobre las medidas de aislamiento según el territorio.

El presidente afirmó que el plan que se está diseñando para poner fin al confinamiento será “lento y gradual” y advirtió que “cualquier optimismo hay que hacerlo con prudencia”, tras apuntar que es la primera vez que se solicita la prórroga vislumbrando la siguiente fase de la crisis.

En la sesión abundaron los reproches a la capacidad de respuesta del Gobierno a la pandemia, a lo que Sánchez respondió cifrando el impacto de las principales medidas adoptadas en algo más de un mes en 134.496 millones de euros, de los que, según el presidente, 124,877 millones se destinaron a medidas económicas; 4.624,39 millones, a sanitarias y 134,877, a laborales.

Sin embargo, el grueso del montante son los 100.000 millones de euros en avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de los que en realidad el Estado no desembolsará nada a no ser que las empresas financiadas gracias a estas garantías incurran en impagos a la banca.

Con respecto a los pactos para la reconstrucción económica y social de España, Sánchez abogó  por unos acuerdos a todos los niveles geográficos, "gobierne quien gobierne", en cada autonomía o municipio, así como también en términos europeos. "Los pactos en España serán los pactos en Europa", señaló, recalcando que su intención por alcanzar un acuerdo con los partidos es "sincero" y que el éxito del mismo, si sale adelante, será de "todos los que arrimen el hombro". "Sin más exclusión de quien se excluya", dijo en referencia a Vox y la CUP, que fueron las únicas formaciones que se negaron a participar.

Crítica a la ‘improvisación’

Sánchez achacó la rectificación de la medida que permite salir a los niños a haber “pecado de prudencia”, mientras que el presidente del PP, Pablo Casado, justificó dicha gestión en la “incompetencia” y le emplazó a pedir “disculpas por sus errores” en la gestión de la crisis. Asimismo, el líder de los populares instó a Sánchez a que gobierne “con firmeza y determinación tras 45 días de ineficacia” y a que “aproveche bien” los siguientes quince días.

Ciudadanos se posicionó de la misma forma refiriéndose a dicha medida como el “colmo de la improvisación” y subrayó la necesidad de concretar con urgencia los pactos para la reconstrucción de España. Con respecto a ello, la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, apuntó en su intervención, que su formación contactará “en lo que resta de semana” con las fuerzas políticas para impulsar la comisión.

Por lo pronto, tras reunirse con las comunidades autónomas y municipios, Sánchez se reúne este jueves con los principales representantes de las organizaciones sindicales, CCOO y UGT, y con las patronales CEOE y Cepyme para sentar las bases de la recuperación tras la crisis del coronavirus.

En el marco de las preguntas de la sesión de control, Sánchez reconoció que había habido errores pero “también muchos aciertos”, tras asegurar que a lo largo de la gestión habrá más “rectificaciones”, descartando que sean “síntoma de desgobierno o descoordinación”.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, se limitó a pedir la dimisión de Pedro Sánchez, a quien le acusó de estar llevando a España “camino de un estado de alarma permanente”. ERC, por su parte, instó a convocar la mesa con la Generalitat como tarde en junio, a lo que el Ejecutivo respondió que está sujeta al fin de la crisis.

Por otra parte, el vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, en una de sus intervenciones insitió en que el ingreso mínimo vital estará listo en mayo, y que “ayudará a muchos ciudadanos a llenar la nevera y a empresas y autónomos a seguir facturando porque ese dinero irá dirigido al consumo”.

Decreto para el campo

Para finalizar la sesión, el pleno del Congreso convalidó el real decreto ley por el que se flexibiliza la contratación en el campo ante la falta de mano de obra por la crisis del Covid. Además, se aprobó su tramitación como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia a petición de algunos grupos.

La medida permite la contratación de parados, sin que estos prescindan de la prestación por desempleo, y de colectivos de inmigrantes, habilitando una prórroga de los permisos de trabajo que concluyan entre el 14 de marzo y el 30 de junio de 2020. Así, tiene el objetivo de garantizar la producción de cara a las próximas campañas agrícolas.

Defensa de la propuesta del Gobierno en Europa

Por otro lado, el presidente del Gobierno explicó en su intervención inicial el contenido de los Consejos Europeos celebrados en los últimos meses y, especialmente, la posición que defenderá España en la reunión de este jueves de los jefes de Estado de la Unión Europea sobre la crisis económica por el Covid-19.

Sánchez defendió las políticas agrícolas y de cohesión y señaló que espera que en el encuentro de mañana se alcance un consenso inicial sobre la respuesta financiera común a la crisis provocada por la pandemia, algo que ha calificado como "imprescindible", para que la Unión Europea "tenga sentido" y no solo sea una agrupacion de paises con "intereses mercantiles".

Además, apuntó que la propuesta española de crear un fondo europeo con deuda perpetua de 1,5 billones de euros está "a la altura de la gravedad" de la situación provocada por el coronavirus y es "asumible" por los socios "más reticentes".

Normas
Entra en El País para participar