Infraestructuras

Ferrovial prevé un impacto de 100 millones si se cancela la expansión de Heathrow

El grupo confía en que el plan de ampliación salga adelante pese a estar en suspenso por el impacto ambiental

Aviones de British Airways ante la T5 del aeropuerto londinense de Heathrow.
Aviones de British Airways ante la T5 del aeropuerto londinense de Heathrow.

La resolución judicial del Tribunal de Apelación el 27 de febrero, adversa a la ampliación del aeropuerto londinense de Heathrow, uno de los activos estrella de Ferrovial, no ha hecho que el grupo español decaiga en su esperanza de sacar adelante la construcción de una tercera pista. Pero ya reconoce un posible deterioro en sus cuentas, de algo más de 100 millones, si esta iniciativa quedara varada.

Ferrovial sostiene en el informe sobre el ejercicio auditado 2019 que se siguen cumpliendo los requisitos de probabilidad de que el plan llegue a buen puerto pese a que está actualmente en suspenso. Este accionista de referencia de Heathrow, con el 25% de la operadora HAH, argumenta que el fallo que obliga a modificar el proyecto para alinearlo con la estrategia del Gobierno Británico en cumplimiento del acuerdo de París sobre el cambio climático, “no implica la no aprobación de la tercera pista” ni suspende la National Policy Statement, sobre la que se basa esta inversión en Heathrow.

HAH comunicó que recurrirá el fallo y, en paralelo, colaborará con el Gobierno británico para resolver cualquier aspecto ambiental que chirríe con los compromisos del país. “En base a la información disponible a la fecha de cierre de estas cuentas anuales, se considera que se siguen cumpliendo los requisitos de probabilidad establecidos en la IAS 16 y no se ha registrado al cierre del ejercicio 2019 ningún impacto contable por dicha resolución”, afirma Ferrovial en su informe.

HAH comunicó que recurrirá el fallo y, en paralelo, colaborará con el Gobierno británico para resolver cualquier controversia ambiental

En todo caso, el grupo que preside Rafael del Pino sí ha esbozado cuál sería el efecto de un escenario de prohibición a la ampliación del mayor aeropuerto europeo por tráfico. Ferrovial estima que tampoco en ese caso existiría deterioro de la valoración de su participación, pero apunta que Heathrow tiene registrados ya activos en construcción por la ampliación de capacidad. El importe es de 450 millones de libras (515 millones de euros), al 100% de participación, que deberían considerarse como deterioro y reflejarse en los resultados.

“En el caso de que finalmente no se aprobase esta ampliación, podrían tener que ser deteriorados desde un punto de vista contable, aunque los mismos siguiesen computando a efectos del activo regulado, RAB, y se pudiesen recuperar vía tarifas”, señala Ferrovial, “en este caso, el impacto en el resultado neto de Ferrovial podría llegar a ser cercano a los 102 millones de euros, una vez considerado el porcentaje de participación de Ferrovial en HAH y el impacto fiscal del deterioro”.

Antes de la explosión de la pandemia, Heathrow preveía elevar a 1.000 millones de libras las inversiones preliminares para su expansión en busca de alcanzar una capacidad de 130 millones de pasajeros, sobre los 81 millones que coparon el 100% de las posibilidades del activo el año pasado.

Una vez recibida la sentencia de finales de febrero, Ferrovial admite que el multimillonario proyecto acumulurá retraso.

Reanimar Amey

Otra labor de Ferrovial en Reino Unido es recuperar el valor de la filial de Servicios Amey tras el notable deterioro sufrido en 2018 por el contrato fallido de Birmingham. La compañía, en venta como el resto de Ferrovial Servicios, ha ajustado sus costes y rediseñado la estrategia. La nueva consejera delegada, Amanda Fisher, está enfocando la actividad hacia la consultoría, los servicios en el campo de los transportes (especialmente ferrocarril y carreteras) y el área de facility management.

Pese al Brexit, Amey esperaba acudir este año a “importantes licitaciones” de clientes como el Ministerio de Defensa, Network Rail y Transport Scotland.

En el referido proceso de venta de Servicios, que esperará a que se den las condiciones de mercado, Ferrovial no prevé impactos adicionales a los registrado por ya por Amey y Broadspectrum. Excluida esta última, la división cerró 2019 con un saldo neto, entre activos y pasivos, de 1.173 millones.

Cerca de 1.000 millones de inversión comprometida

Capital propio. Al cierre de 2019 Ferrovial cuenta con compromisos de inversión de capital en sus proyectos de infraestructuras que ascienden a 976 millones de euros. De esa cifra, el grueso debería desembolsarse hasta 2022: 129 millones este año; 398 millones en 2021, y una suma de 346 millones en el citado 2022.

Fortaleza. El presidente, Rafael del Pino, señaló el viernes en la junta de accionistas que Ferrovial cuenta con margen para afrontar vencimientos este año por 1.017 millones de euros y, al mismo tiempo, distribuir 550 millones en dividendos y no descuidar el capítulo de la inversión.

Próximos vencimientos. El calendario de amortización de deuda fija 748 millones en 2021, 515 millones en 2022 y 1.126 millones a partir de 2023.

Normas
Entra en El País para participar