Infraestructuras

Ferrovial se sube a un contrato de 2.600 millones en la alta velocidad en Reino Unido

Entra con un 15% en la sociedad conjunta de Eiffage y Kier para ejecutar un tramo de 80 kilómetros

El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino.
El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino.

El consorcio constructor formado por la francesa Eiffage y la británica Kier, para la ejecución de obras por 2.269 millones de libras (2.600 millones de euros) en la alta velocidad ferroviaria de Reino Unido, ha abierto la puerta de entrada al grupo español Ferrovial, a través de su filial Ferrovial Agroman, y a la holandesa Bam Nuttal.

En concreto, las cuatro van a compartir la ejecución de un tramo de 80 kilómetros de la primera fase de la línea conocida como HS2. La joint venture es responsable del diseño y construcción de los lotes C2 y C3 de la infraestructura, con un contrato valorado en los 2.269 millones de libras referidos anteriormente.

La incoporación de los dos nuevos socios deja a Eiffage con un 35% de participación en la empresa conjunta, Kier se ha reservado otro tanto, y Ferrovial y Bam Nuttal se reparten el 30% restante del capital a partes iguales (un 15% cada una).

La incoporación de los dos nuevos socios deja a Eiffage con un 35% de participación, Kier se ha reservado otro tanto, y Ferrovial y Bam Nuttal se reparten el 30% restante

El tramo unirá la zona de Chilterns, localidad ubicada en el sudeste de Inglaterra, con Warwickshire, en las afueras de la ciudad de Birmingham. Las obras incluyen la construcción de 15 viaductos, 22 kilómetros de desvíos de carretera, 67 puentes y 30 millones de metros cúbicos de excavación, entre otras tareas.

Arranque del proyecto

El equipo en que ha conseguido entrar Ferrovial ha recibido hoy la orden de inicio (Notice to Proceed) de los trabajos de diseño. La empresa conjunta de Eiffage y Kier lleva desde 2017 estudiando el terreno y realizando calas en el trazado.

El calendario del contrato prevé el arranque de las obras este mismo año. Para Ferrovial, la línea HS2 es un proyecto estratégico y una de las causas que justifica su fuerte presencia en Reino Unido tras el Brexit.

Este encargo se suma a los trabajos previos de construcción de Ferrovial en el tramo central de la línea que unirá Londres y Birmingham. Esta última sección, que comienza al norte de la estación de Euston y llega hasta el Aeropuerto de Birmingham, tiene una longitud de 100 kilómetros. En ella, la filial Amey se encarga de ejecutar dos subestaciones eléctricas que apoyan la construcción del portal sur del túnel de Chilter.

La activación de obras de este calado en pleno Brexit y con el país golpeado por el coronavirus es todo un espaldarazo a favor de una infraestructura que estuvo en duda por cuestiones presupuestarias.

Normas
Entra en El País para participar