El Ibex cierra al alza pese a las pésimas previsiones económicas

El petróleo se da la vuelta y cae casi un 4%

Ibex 35
Panel de la Bolsa de Tokio AFP

Las duras previsiones del Fondo Monetario Internacional sobre la economía española no han sido suficiente para hacer descarrilar al Ibex en la jornada de hoy, aunque sí que han provocado que las alzas sean mucho más moderadas finalmente que lo que inicialmente apuntaban. El selectivo español ha subido un 0,54% hasta los 7.108,6 puntos apoyado en la buena sesión que está viviendo Wall Street, donde el Dow Jones se anota más de un 1,5%. El resto de plazas del Viejo Continente también han acabado en positivo con el Cac sumando cerca de un 0,5% y el Dax, alrededor de un 1,4%. Por su parte, el Ftse 100 ha cerrado con pérdidas que han rondado el 0,9%.

La vuelta a la actividad tras el parón de la Semana Santa ha quedado marcada por el FMI. El organismo estima que en 2020 la economía española sufrirá el mayor retroceso de su historia al caer un 8%. Pero tras las caídas recientes, y ante la posibilidad de que los países inicien lentamente un proceso de desescalada de los confinamientos, los inversores buscan oportunidades de inversión, no sin abandonar del todo el nerviosismo.

Dentro del Ibex, Inditex, Ferrovial y Cie Automotive han cerrado avanzando el 4,35%, un 4,5% y el 6,32% respectivamente. CaixaBank (-3,15%), Merlin Properties (-4,21%) y Colonial (-5,09%) han sido en cambio las más castigadas.

Algunos países europeos, entre los que se encuentran Italia y España, los más afectados por el coronavirus, empiezan ahora a plantear estrategias para levantar algunas restricciones a medida que la expansión del virus parece estar bajo cierto control y que ha disminuido la cifra de nuevas infecciones y de muertes diarias. En España, la construcción y la industria regresaron el lunes a la actividad tras la hibernación de dos semanas, aunque el confinamiento continúa hasta al menos el 26 de abril con visos de ampliarse aún más. Italia y Alemania estudian ya escenarios de salida de las restricciones, mientras Francia ha planteado el regreso progresivo a la normalidad a partir del 11 de mayo.

Según explican los expertos de Macroyield, la recuperación de la renta variable de las últimas semanas se apoya en la contundencia de los paquetes de estímulo públicos y en las señales de pico de la pandemia. En el último tramo de la semana pasada hubo dos añadidos relevantes: un nuevo paquete de 2,3 billones de USD de la Fed para apoyar a la deuda corporativa por debajo del grado de inversión y el paquete de estímulo de 550.000 millones aprobado por el Eurogrupo.

Desde Pimco, sus analistas prevén un desplome del 10% en el PIB de la eurozona para este año. En su opinión, aunque el paquete de estímulos del Eurogrupo parezca contundente en un primer vistazo, los detalles sugieren que será insuficiente ya que deja las riendas de la lucha contra la crisis en manos de los Gobiernos nacionales y el BCE. "Mientras que el BCE tiene munición para estabilizar la región durante un tiempo, la continuada falta de coordinación política significa que la zona seguirá siendo frágil", prevén.

Hoy además ha comenzado de forma oficiosa la temporada de publicación de resultados trimestrales en Wall Street, una temporada muy condicionada por la crisis del coronavirus. Como aperitivo, JP Morgan ha anunciado que ganó un 68% menos hasta marzo por las provisiones. Wells Fargo también ha comunicado unas cuentas por debajo de lo esperado.

Desde Link Securities señalan que "si a principios de año se esperaba un crecimiento interanual en el trimestre del beneficio por acción de las compañías integrantes del S&P 500 de algo más del 4%, ahora, tras las revisiones a la baja de sus estimaciones llevadas a cabo por los analistas, se espera una caída de esta variable superior al 10%". De momento los futuros anticipan ascensos de más del 1% para el Dow Jones. En Renta 4 consideran que los resultados del primer trimestre se verán relegados a un segundo plano en la medida en que no reflejarán impacto de la crisis del coronavirus, y cobrarán importancia las guías o visión que tenga cada compañía sobre lo que esperan de cara al resto del año.

En el mercado de deuda, las primas de España e Italia repuntan levemente pese al acuerdo del Eurogrupo. El riesgo país del país transalpino supera los 200 puntos básicos. Por su parte, el Tesoro español ha captado este martes 6.875,38 millones de euros en letras a 6 y 12 meses, en el rango alto previsto, y lo ha hecho cobrando menos a los inversores en las letras a 6 meses, pero empezando a pagar en la deuda a 12 meses por primera vez desde febrero de 2016.

En el mercado de divisas, el euro sube un 0,4% frente a la moneda estadounidense, y se sitúa en 1,095 dólares.

Los inversores también siguen pendientes del petróleo, después de que los países del club OPEP+ (incluye a Rusia) acordaran este fin de semana recortar la producción en 9,7 millones de barriles diarios, el 10% de la demanda mundial anterior al bajón por Covid-19. El barril de Brent inició la jornada al alza y después se dio la vuelta. Cae un 4,3% hasta los 30 dólares por barril.

En China se han conocido datos de comercio exterior en el primer trimestre, y aunque con caídas, el descenso es inferior a lo previsto por los analistas. En el mes de marzo, las exportaciones cayeron un 6,6% interanual frente al 14% esperado, mientras que las importaciones descendieron un 0,9% muy por debajo del 9,5% previsto.

Normas
Entra en El País para participar