Materias primas

EE UU se suma a Rusia y Arabia Saudí en el acuerdo para sujetar el precio del crudo

La OPEP+ pone fin a la guerra entre Moscú y Riad con un recorte de al menos 9,7 millones de barriles; el Brent cotiza a la baja

Vista de los participantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).
Vista de los participantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). EFE

Los ministros de Energía de la alianza OPEP+ han terminado la reunión celebrada el domingo 12 de abril con un acuerdo para sostener los precios del crudo, acuerdo al que se han sumado por primera vez otros productores, como Estados Unidos y Canadá. Se ha acordado un recorte de la producción de 9,7 millones de barriles diarios que pone punto final a la guerra de precios iniciada entre Arabia Saudí y Rusia y que, según fuentes de la OPEP, puede ser del doble de esta cantidad al sumarse recortes voluntarios dentro y fuera del cártel.

La reducción se ejecutará desde el 1 de mayo, y el acuerdo pone fin a varios días de maratonianas reuniones. El precio del Brent sufre fuertes oscilaciones y después de llegar a subir alrededor del 4% en las primeras horas tras el acuerdo y situarse en los 33 dólares el barril, se ha dado la vuelta registrando ligeros descensos. A partir de ahí, cotiza sin rumbo fijo. Los expertos señalan que tras la alegría inicial por el acuerdo llegan las dudas.

Petroleo Brent 43,030 -0,624%

"En primer lugar, porque que el problema de la sobreoferta que se pretende atajar con este pacto sigue estando sobre la mesa, y cada día que se mantienen las medidas de confinamiento en los países occidentales es una nueva muesca en las perspectivas de demanda. Por otra parte, más allá de los grandes titulares, la letra pequeña del acuerdo se queda bastante más deslucida. Los casi 10 millones de barriles diarios de recorte se ven reducidos notablemente si tenemos en cuenta que dicha cuantía se calcula sobre la producción actual de Arabia Saudí, 12 millones de barriles, y no sobre los 9,68 millones de barriles que producía en el mes de febrero, cuando estaba en vigor el último acuerdo de la OPEP+", explica Aitor Méndez, de IG.

Este pacto supone la primera respuesta coordinada de los productores a la pandemia del Covid-19, que ha provocado un desplome sin precedentes en la demanda mundial de petróleo y ha llevado los precios a mínimos en casi 20 años. Al hundimiento de la demanda se sumó la decisión saudí de disparar la producción en respuesta al rechazo de Moscú a un pacto el mes pasado.

Las dos potencias, bajo el auspicio de Estados Unidos, ya alcanzaron el jueves un principio de acuerdo. El precio subió hasta los 32 dólares, pero las partes debían cerrar un acuerdo definitivo antes de la apertura de los mercados asiáticos hoy lunes.

"Estos ajustes de producción son históricos", evaluó el secretario general de la OPEP, Mohamed Barkindo. "Estamos presenciando hoy el triunfo de la cooperación internacional y el multilateralismo, que son el núcleo de los valores de la OPEP", señaló en su cuenta de Twitter.

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, de Estados Unidos, Donald Trump, así como el rey  saudí, Salman bin Abdulaziz, apoyaron el domingo en una conversación telefónica el acuerdo."Los líderes apoyaron el acuerdo alcanzado dentro de la OPEP+ sobre la limitación voluntaria y gradual de la producción de petróleo para estabilizar los mercados mundiales y garantizar la sostenibilidad de la economía global en su conjunto", afirmó el Kremlin en un comunicado.

"El gran acuerdo petrolero con la OPEP + está hecho. Esto salvará cientos de miles de empleos energéticos en Estados Unidos", escribía en Twitter el presidente norteamericano, Donald Trump. "¡Es un gran acuerdo para todos!", agregó. EE UU y Canadá dejarán de bombear unos 3,7 millones de barriles

Barkindo ha añadido que el recorte será en realidad superior respecto a abril. Así, explica que a lo largo de este mes se está produciendo más crudo por parte de Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y su propio país, y que la bajada a partir de mayo será de unos 12,5 millones de barriles diarios respecto al presente mes.

Si a ello se suman recortes voluntarios de otros países o de productores de fuera de la OPEP como Brasil, algunos expertos creen que el recorte puede ser mucho mayor. "Desde los niveles de producción actuales, los compromisos totales para reducir la producción suponen casi 19 millones de barriles por día a partir del 1 de mayo", según dijo una fuente de las negociaciones a la agencia RIA Novosti.

Los mercados esperaban un pacto para retirar del mercado entre 10 y 15 millones de barriles diarios, es decir, entre el 10% y el 15% de la producción mundial media del año pasado. En el transcurso de la cumbre, llegó a barajarse incluso una reducción de 20 millones de barriles. Al final, la reducción solo será ligeramente inferior a la acordada la semana pasada. México recortará la producción en 100.000 barriles diarios, después de haber supuesto el mayor escollo en el tramo final de las negociaciones.

Moscú y Riad entraron en marzo en una guerra petrolera con pocos precedentes, al rechazar Moscú la pretensión saudí de pactar un recorte de producción ante la pandemia del coronavirus. La respuesta de Riad fue disparar la producción para presionar a Rusia, un exceso de oferta que llevó el Brent al entorno de los 20 dólares y rompiendo, así, los acuerdos de la OPEP+ (alianza de la OPEP con otros productores como Rusia).

En Estados Unidos, la demanda ha caído a 14,4 millones de barriles por día, el nivel más bajo en una serie de datos que arranca en 1990, y más del 30% por debajo de los niveles anteriores a la crisis. En India, tercer mayor consumidor del mundo, la demanda descendió casi un 18% en marzo, a pesar de que el país entró en bloqueo el dia 25. Normalmente el mundo usa unos 100 millones de barriles al día, pero algunos expertos creen que está consumiendo solo 65 millones, o incluso menos.

Normas
Entra en El País para participar