Crisis

El G20 apoya estabilizar el mercado de petróleo, pero evita citar recortes

La negativa de México a aceptar el recorte pactado por Rusia y Arabia Saudí frena el acuerdo

El ministro saudí de Energía, Abdulaziz bin Salman durante la reunión telemática de los ministros de Energía del G20
El ministro saudí de Energía, Abdulaziz bin Salman durante la reunión telemática de los ministros de Energía del G20 AFP

Nuevo sobresalto en el mercado de petróleo. La negativa de México a aceptar el recorte de producción propuesto por Rusia y Arabia Saudí pone en riesgo un acuerdo global. Hasta el punto de que los ministros del G20 han evitado esta madrugada dar apoyo explícito a la reducción de producción en un comunicado que se tuvo que retrasar varias horas precisamente por esa incertidumbre.

De esta forma, el comunicado final de los ministros de Energía del G20 quedó descafeinado, al subrayar la importancia de garantizar la estabilidad del mercado de la energía y su compromiso de utilizar todos los recursos para que el sector pueda contribuir a la recuperación de la economía tras el impacto de la pandemia de Covid-19.  Pero ninguna referencia a recortes de producción,  ante las desavenencias de México, que rechaza la propuesta, a pesar de una oferta de mediación del presidente Donald Trump, según recoge Reuters.

La OPEP, liderada por Arabia Saudita y sus aliados liderados por Rusia, que juntos forman el grupo OPEP +, cerraron el jueves un pacto para recortar la producción de crudo en 10 millones de barriles por día (bpd) equivalente al 10% de los suministros mundiales. Rusia y la OPEP dijeron que querían que otros productores, incluidos Estados Unidos y Canadá, redujeran un 5% adicional. Los expertos consideran que incluso ese 15% de caída será insuficiente: los suministros mundiales dejarán aún un exceso de oferta ya que la demanda ha caído un 30%.

Pero México dijo que solo reduciría la producción en una cuarta parte de lo exigido por la OPEP+. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que Trump se ha  ofrecido a hacer recortes adicionales en Estados Unidos en su nombre, una oferta poco habitual del presidente de EE UU, que durante mucho tiempo criticó a la OPEP, según recoge Reuters. López Obrador dijo que a México se le había pedido un recorte inicial de 400.000 bpd, o el 23% de su producción actual, y que luego fue reducido a 350.000 bpd. El mandatario mexicano ha hecho del aumento de la producción de petróleo una de sus prioridades.

Las medidas para frenar la propagación del coronavirus han desplomado la demanda de combustible para aviones y autos, tensando los presupuestos de las naciones productoras de petróleo y golpeando a la industria del esquisto estadounidense (crudo que se extrae mediante la fractura hidráulica), más vulnerable a los precios bajos del crudo por sus costos más altos.

El comunicado del G20 de esta madrugada no cita por tanto los recortes. "Nos comprometemos a tomar todas las medidas necesarias e inmediatas para garantizar la estabilidad del mercado energético", señala el comunicado del G20, publicado por la delegación canadiense más de diez horas después del comienzo de la reunión y en el que el foro reconoce "el compromiso de algunos productores para estabilizar los mercados energéticos".

 

Normas
Entra en El País para participar