_
_
_
_
Financiación

Santander refuerza su liquidez con bonos por 1.700 millones para llevar al BCE

La entidad crea una titulización de créditos al consumo que deja en balance; tiene un colchón de activos líquidos por más de 200.000 millones

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín
La presidenta del Banco Santander, Ana BotínEFE

Bancos centrales y Gobiernos de todo el planeta se han puesto a trabajar sin descanso para que no rompan los círculos de la liquidez en la economía pese a la peste coronavírica. Y las entidades financieras también han puesto de su parte. En las europeas, el objetivo es trasladar la liquidez que les concede el BCE a empresas y familias. Y Santander acaba de dejar listos para usar unos bonos de titulización por 1.700 millones que podrá llevar a la institución que preside Christine Lagarde y cambiarlos por dinero contante y sonante.

El banco que preside Ana Botín ha creado bonos respaldados por préstamos al consumo por 2.030 millones de euros, si bien solo prevé utilizar 1.705 millones como contrapartida de liquidez ante el BCE. Son los bonos con la máxima nota. Están a escasos peldaños de la matrícula de honor. Son AA, según DBRS; Aa2, según Moody’s, y AA-, según Standard & Poor’s. Santander no los venderá en el mercado, sino que se los queda en el balance para después canjearlos en la ventanilla de Christine Lagarde.

“Las notas de clase A están ideadas para que sean reconocidas como elegibles en las operaciones de política monetaria y de crédito del BCE”, señala en un documento enviado a la CNMV. Santander tiene ya un auténtico arsenal de activos que puede emplear para lograr liquidez del Banco Central cuando le plazca.

A cierre del año pasado, el importe de los activos líquidos de alta calidad (HQLA, por sus siglas en inglés) de primer nivel en el balance de Santander ascendía a 199.000 millones de euros, según un documento de la entidad. Ahora suma los más de 1.700 millones que acaba de estructurar. Estos activos son los que los bancos pueden utilizar como colateral ante el BCE sin ningún problema. Los de segundo nivel, que incluyen activos de menos calidad, como bonos con menor rating, sumaban unos 14.900 millones de euros en el balance de Santander.

El BCE ha puesto a disposición de la banca subastas de liquidez a largo plazo, así como otras condicionadas a la concesión de crédito. Estas últimas subastas buscan dar financiación a las pymes más afectadas por el impacto del coronavirus, según explica el BCE, y tendrán un tipo de interés más favorable, de hasta 25 puntos básicos inferior a la facilidad de depósito. Así, los bancos que presten dinero en estas condiciones recibirán una prima del 0,75%.

La próxima gran subasta arranca el 11 de mayo

La siguiente subasta de liquidez del BCE ligada a la concesión de crédito arrancará el 11 de mayo. El periodo de solicitud de la liquidez finalizará el día 25 del próximo mes y los datos se publicarán el 18 de junio. En la última de este tipo, la banca solicitó 115.000 millones. Unos días antes, en la ordinaria a tres meses, habían pedido 109.000 millones, el mayor importe desde 2011.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_