Covid-19

Estados Unidos destruye 701.000 empleos en marzo, la tasa de paro sube al nivel de 2017

Se eleva al 4,4% y rompe con 113 meses de mejora en el empleo

Establecimiento cerrado en Grosse Pointe Woods, Michigan
Establecimiento cerrado en Grosse Pointe Woods, Michigan AP

La gravedad del la hecatombe de la economía de Estados Unidos vuelve a ponerse en cifras de empleo. El mes de marzo terminó con una destrucción de  701.000 empleos no agrícolas, después de crear 275.000 en febrero. La cifra de caída de empleo ha estado muy por encima de los 100.000 puestos de trabajo menos esperados por los analistas, lo que da una idea de la intesidad de parón de la primera potencia mundial. Con todo, aún queda por debajo del récord de 800.000 empleos destruidos que se registró en marzo de 2009, después de la caída de Lehman Brothers y en plena tormenta en los mercados financieros.

La tasa de paro aumenta nueve décimas en marzo, al 4,4% desde el 3,5% anterior, muy por encima del 3,8% esperado. Las subida supone el mayor alza mensual desde enero de 1975. Con la caída de empleo de marzo de 2020, EE UU rompe con 113 meses consecutivos de crecimiento en el empleo, ya que desde 2010 la economía había estado creando nuevos puestos de trabajo.

Los expertos advierten que las cifras pueden ocultar  además una realidad aún peor, ya que las estadísticas del Departamento de Trabajo se elaboran con datos hasta la semana que finalizó el 12 de marzo, antes de que se agudizara el confinamiento en Estados Unidos para luchar contra la pandemia. Según las estadísticas semanales de desempleo conocidas en las últimas dos semanas, casi 10 millones de estadounidenses solicitaron subisido de desempleo en las dos últimas semanas.

Según recoge Reuters, el instituto Oxford Economics estima que el empleo podrían perder al menos 20 millones de puestos de trabajo en abril, lo que dejaría muy atrás el récord de 800.000 empleos detruidos de marzo de 2009.

El número total de parados en marzo aumenta en 1,353 millones de personas, hasta totalizar  7,14 millones de desempleados.

La cifra de parados de larga duración, que han permanecido en situación de desempleo durante un mínimo de 27 semanas, se elevó hasta 1,164 millones de personas, un incremento de 62.000 personas. Su peso respecto al total de desempleados se redujo en más de tres puntos porcentuales, hasta el 15,9%.

 

Normas
Entra en El País para participar