Europa propone a Italia y España utilizar el fondo de rescate sin condiciones

El Eurogrupo prepara varias propuestas que podrían proporcionar a España líneas de financiación por más de 30.000 millones de euros

El presidente del Eurogrupo, Mário Centeno.
El presidente del Eurogrupo, Mário Centeno.

Los ministros de finanzas de la eurozona podrían llegar a un acuerdo en la cita del próximo martes para activar un plan de medidas económicas que contrarreste la crisis del coronavirus en la región. Según informa El País, el plan contemplaría la activación del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), el fondo de rescate creado durante la crisis de deuda soberana, y que permitiría a los países acogerse a un nuevo instrumento de financiación, bautizado como Rapid Financing Instrument, y con una capacidad de financiación de hasta 80.000 millones de euros.

Dicha línea de crédito, disponible durante hasta 12 meses, proporcionaría a cada país un fondo proporcional a su participación en el capital del Mede, aunque también podría estar ligada a la gravedad de la pandemia en dicho Estado o el impacto económico. En el caso de España, con una cuota en el Mede del 11,8%, la línea podría facilitar hasta 9.440 millones de euros, estima el periódico.

Esta nueva propuesta destaca porque estaría disponible para todos los países miembros, sin condiciones previas ni requisitos posteriores. No obstante, aquellos que lo solicitaran deberían respetar las normas del Pacto de Estabilidad así como los compromisos asumidos en el Semestre europeo (sistema de vigilancia macroeconómica), aunque todas ellas quedarían incluidas en en un “plan europeo de respuesta económica” que serviría de base para la liberación de los fondos.

Estos créditos tendrían una duración de entre tres y cinco años, según los documentos del Eurogrupo a los que ha tenido acceso El País, pues se considera que este periodo sería "suficiente para la absorción del shock económico". Asimismo, el coste de esta financiación se reduciría al mínimo para que los países que recurrieran a ella pagaran únicamente las comisiones imprescindibles.

Por otra parte, Europa baraja también proponer una "línea de crédito reforzada ligada a la pandemia”, que partiría del Mede y que a pesar de no ser nueva, no ha sido empleado con anterioridad. Los países que se acojan a ella tendrían que comprometerse a destinar los recursos a cuestiones ligadas a la crisis sanitaria y a respetar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y el Semestre europeo. Estos compromisos quedarían recogidos en un memorándum individual por el país que accede a dicha financiación, que podría proporcionar créditos equivalentes al 2% del PIB del solicitante. En el caso de España, esta cifra podría rondar al menos los 25.000 millones de euros. El crédito estaría disponible durante un año, aunque se podría prorrogar seis meses y será reembolsable en un periodo de entre cinco y 10 años. Esta propuesta también contemplaría la posibilidad de que el Mede adquiriese deuda pública del Estado solicitante.

Por último, el Eurogrupo estaría dispuesto a crear "un Fondo paneuropeo de garantías en respuesta al Covid-19”, gestionado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI), con el que proporcionaría hasta 200.000 millones de euros a las empresas del Viejo Continente. Esta financiación estaría avalada "de manera conjunta" por los propios países, que dotarían al fondo con 25.000 millones de euros.

Estas medidas se suman a la ya anunciada de reaseguro de empleo y bautizada como Sure. Una propuesta para proporcionar subsidios públicos respaldados por el conjunto de la Unión Europea para ayudar al mantenimiento del empleo en los países más afectados por el coronavirus, en concreto a través de sistemas como los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo.

Normas
Entra en El País para participar