La CNMV podrá permitir que las gestoras exijan preavisos en los reembolsos de fondos de inversión

El importe que se exige ahora para informar de forma anticipada es de 300.000 euros y el plazo, de 10 días

Interior de la Bolsa de valores de Fráncfort.
Interior de la Bolsa de valores de Fráncfort.

El Gobierno ha aprobado un real decreto-ley que otorga más poder a la CNMV en la supervisión de los fondos de inversion. Este contempla que el organismo que preside Sebastián Albella pueda autorizar a las gestoras de fondos el "establecimiento de periodos de preaviso para los reembolsos" de fondos, "sin sujeción a los requisitos de plazo, importe mínimo y constancia previa en el reglamento de gestión aplicables con carácter ordinario".

Dichos periodos de preaviso podrán también ser establecidos por la CNMV, que determinará los reembolsos a los que resulte de aplicación la medida. Ahora, la normativa recoge que las gestoras pueden exigir preavisos para los reembolsos de más de 300.000 euros con un periodo de 10 días de antelación. Con la medida, la discrecionalidad puede ser total.

Sin embargo, un portavoz de la CNMV aclara que el supervisor no tiene ninguna intención de poner en marcha esta herramienta, puesto que no se están detectanto reembolsos masivos. "Es una salvaguarda adicional de caracter macroprudencial, pero no estamos en una  situación que exija aplicarla", indican desde el vigilante de los mercados. En marzo, los reembolsos en los fondos españoles fueron de 5.100 millones, según la asociación de gestoras y fondos de inversión y de pnsiones. Ese importe es inferior al 2% del patrimonio total de estos vehículos.

Los periodos de preaviso se suelen establecer cuando un fondo atraviesa una situación difícil. Puede ser porque el activo en el que invierte se haya vuelto muy ilíquido y sea difícil vender parte de la cartera y fijar el valor del conjunto. También ocurre cuando hay una intervención de una gestora por un descuadre contable o investigaciones por blanqueo de dinero.Para los gestores, estas medidas de preaviso les permiten planificar mejor la liquidez que tienen que ir preparando para reembolsar a los clientes.

Esta es una pieza más dentro del entramado legal que está impulsando el Ejecutivo para tratar de hacer frente a las consecuencias económicas que está provocando el coronavirus Covid-19, especialmente con el confinamiento de la mayoria de los ciudadanos españoles y el parón de la actividad productiva.

De acuerdo a la actual normativa, la  CNMV ya puede, "de manera temporal y justificando la necesidad y proporcionalidad de la medida", exigir a las gestoras de fondos "que refuercen el nivel de liquidez de las carteras". Especialmente, "el porcentaje de inversión en activos especialmente líquidos". Esto no es una novedad aprobada en el Consejo de Ministros, sino que es la regulación actual.

Los fondos deben mantener al menos un 1% de su patrimonio en liquidez: efectivo, depósitos o cuentas a la vista y las compraventas con pacto de recompra a un día en valores de deuda pública. Ante un momento de crisis financiera profunda, en que todos los activos se desploman y los clientes piden en masa rescatar su dinero, la gestora puede tener dificultades para ir vendiendo acciones o bonos y pagar a sus clientes. Tampoco se ha aplicado esta potestad por parte de la CNMV.

Un aumento de las exigencias de liquidez puede traducirse en una merma de la rentabilidad, puesto que los gestores no pueden disponer del total de la cartera para comprar acciones, bonos o derivados.

Normas
Entra en El País para participar