El Ibex, a solo una sesión de firmar el peor mes de su historia

El índice baja un 1,74% tras llegar a perder el 4% en la sesión

Ibex 35 Pulsar para ampliar el gráfico

Los mercados han arrancado la semana pendientes una vez más de las consecuencias económicas de las crecientes medidas restrictivas para atajar la crisis del coronavirus. La volatilidad sigue muy presente y los movimientos son susceptibles de ser revertidos con facilidad. Los futuros europeos anticipaban leves alzas que se convirtieron en una apertura de mercado bajista. El Ibex 35 ha liderado hoy las caídas en Europa tras el anuncio ayer de la paralización de la actividad no esencial. El selectivo español ha retrocedido hoy un 1,74% hasta los 6.659,9 puntos.

Los estímulos de múltiples Gobiernos y las actuaciones de emergencia de los principales bancos centrales del planeta no están siendo suficiente para contener las enormes pérdidas de los mercados en el mes de marzo. A falta de solo un día de actividad, el Ibex se deja un 23,65% de su valor camino del peor mes de su historia al superar incluso la debacle del 21,24% que el selectivo vivió en agosto de 1998. Si bien, a buen seguro las cosas irían aún peor si no hubiera habido respuesta por parte de las autoridades, a los inversores lo que hay sobre la mesa les sabe a poco en proporción al duro golpe que la expansión del Covid-19 está asestando a la economía.

De esta forma, ni los 2 billones de dólares que Estados Unidos aprobó la semana pasada, ni la eliminación de los límites a la compra de activos por parte de la Reserva Federal o el enorme despliegue de 750.000 millones de euros en compras de bonos por parte del BCE son bálsamo suficiente. Las dudas son especialmente duras en Europa ante la falta de unidad en Bruselas a la hora de coordinar una respuesta comunitaria al desafío global que supone la pandemia.

La vieja lucha entre las distintas filosofías de norte y sur de Europa amenaza con hacer saltar por los aires cualquier posibilidad de entendimiento. En medio de cada vez más restrictivas medidas de confinamiento, aplazamientos para la fecha de la vuelta a la actividad normal y un cada vez mayor número de fallecidos e infectados, la división solo sirve para añadir más leña al incendio de los mercados.  

Si algo condiciona ha condicionado hoy al mercado es el mal momento de la banca. El Ibex empezó el día con una leve caída del 0,27%, en los 6.757 puntos, que poco tardó en profundizarse de la mano de la banca. El índice llegó a caer un 4% y a punto ha estado de perder los 6.500. Después, los descensos han rondado el 2% y se han moderado tras la apertura alcista de la Bolsa de Nueva York.

Después de que el BCE, el viernes a cierre de mercado, pidiera suspender los dividendos de los bancos al menos hasta octubre, hoy el sector baja con fuerza. No obstante, si a primera hora todo el sector marcaba notables pérdidas, con el paso de las horas las ventas se han concentrado en Santander (-4,24%), CaixaBank (-4,97%) y BBVA (-5,94%). Sabadell ha bajado un 5,83%, Bankinter ha perdido un 2,20% y Bankia ha llegado a escapar de las pérdidas y finalmente cierra en el +0,67%.

A pesar de los descensos del sector financiero, el valor más castigado del Ibex ha sido MasMóvil, que cae un 7,37%.También Indra y Aena pierden el 6,23% y el 5,24%.

Otros mercados europeos con menos exposición a la banca marcan caídas de menor entidad; el Eurostoxx 50 se sube algo menos del 1,6%. No obstante, las pérdidas en la banca también rondan el 4% de media en el continente.

"El fin de semana se ha saldado con otro abrumador avance de las víctimas mortales en países como Italia y España, con más de 17.500 fallecidos acumulados entre ambas naciones desde que comenzó la pandemia, o los cerca de 150.000 infectados contabilizados ya en Estados Unidos. De este modo, el efecto de los estímulos masivos anunciados por bancos centrales y gobiernos en las últimas fechas se ha disipado ya y, ante la ausencia de catalizadores alcistas, los inversores vuelven a optar por las ventas", explica Aitor Méndez, de IG.

Desde el punto de vista técnico, Javier Molina, portavoz de eToro en España, señala que "en los 7.300 puntos la zona clave del Ibex 35, para poder pensar en una recuperación del selectivo". Y añade que "mientras se encuentre por debajo, los 5.900 puntos son la referencia a no perder”.

Desde Natixis IM sostienen que “los inversores no pueden poner en precio el alcance del impacto económico hasta que no sepamos cuánto durará [la pandemia]", de manera que creen que los riesgos a la baja y la alta volatilidad "persistirán".

Estados Unidos ha prolongado las recomendaciones de contención social hasta el 30 de abril, cuando Donald Trump, la semana pasada, habló de "reabrir" la economía para después de Semana Santa. La primera economía del mundo acumula ya 100.000 infectados y 2.400 muertos y los asesores presidenciales han advertido de una cantidad mucho mayor de víctimas si no se frena la pandemia.

La jornada en Asia ha ido de menos a más, con caídas iniciales que se han moderado cierre de la sesión por la actuación del Banco Central de China. Ha realizado el mayor recorte al tipo de interés en cinco años, 20 puntos básicos menos al tipo del repo inverso a siete días, ahora en el 2,4%.

Pekín, al contrario que el resto de grandes economías, no había recortado el precio del dinero desde que el coronavirus empezó su propagación por el globo. El Nikkei se ha dejado el 3%, pero otros índices de la zona han rondado el 1,5%.

Mientras, crecen las predicciones pesimistas sobre el impacto de la crisis sanitaria. JP Morgan, según Reuters, calcula que el PIB global se va a contraer a un ritmo del del 10,5% anual durante la primera parte de este 2020. El G20 prevé mantener una videoconferencia en el día de hoy, según ha adelantado el diario nipón Nikkei.

El crudo Texas, en mínimos de 18 años

Reflejo de este pesimismo económico es el precio del petróleo. El West Texas ha tocado los 20 dólares por barril, marcando una caída del 5% en la mañana de hoy, su mínimo en 18 años. El precio del Brent, mientras, cae el 6% a 23,5 dólares. La falta de señales positivas sobre el enfrentamiento entre Rusia y Arabia Saudí tampoco da tregua al mercado. El viernes Riad dijo que no esté manteniendo ningún tipo de contacto con Moscú.

En las divisas, el dólar registró la semana pasada su peor semana en una década frente a las grandes divisas, después de haber subido con mucha fuerza por la huida de los inversores hacia activos seguros. En la mañana de hoy retrocede hasta 1,107 unidades por euro. El mercado de deuda muestra poco movimiento. El bono español arranca la jornada plano en el 0,52% y el estadounidense, en el 0,68%, también sin cambios.

Normas
Entra en El País para participar