Distribución

El Corte Inglés suma a Crédit Agricole y Kutxabank a su crédito por 1.250 millones

Santander, BBVA, CaixaBank y BNP Paribas lideran la línea de liquidez. La financiación por 12 meses se firmará a finales de esta semana

El Corte Inglés suma a Crédit Agricole y Kutxabank a su crédito por 1.250 millones
Europa Press

Un muro hispanofrancés bloqueará cualquier problema de financiación de El Corte Inglés. El gigante de la distribución firmará esta semana una línea de crédito para hacer frente a las tensiones de tesorería provocadas por la peste. Kutxabank y Crédit Agricole son las últimas entidades en sumarse a un ejército de nueve bancos de inversión que darán al grupo una línea de liquidez por 1.250 millones a 12 meses. Un cortafuegos para salvar al emblema español de la distribución de la peste coronavírica.

El grupo que preside Marta Álvarez está sufriendo por el estado de alarma y el cierre de casi todas sus áreas de negocio, salvo la de alimentación y parafarmacia. Pero la banca no ha dudado ni un momento y ha salido al rescate en una alianza de entidades españolas y francesas. Santander, BBVA, CaixaBank, BNP Paribas, Société Générale, Sabadell y Bankia ya estaban en conversaciones con El Corte Inglés. Se suman a la entente la excaja vasca y la tercera entidad francesa.

La semana pasada, El Confidencial publicó que las ventas del gigante de la distribución habían caído entre un 60% y un 65% debido al estado de alarma. Esto ha provocado algunas tensiones de tesorería que el grupo y los bancos se han dispuesto a resolver de una vez y para siempre; el historial de buen pagador avala al grupo con más de 100 años de trayectoria. La competición por participar en el crédito se ha vuelto a poner de manifiesto, si bien, los líderes son Santander, BBVA, CaixaBank y BNP Paribas, que asumirán una porción de mayor tamaño.

Las conversaciones con la banca están frescas. El pasado 26 de febrero el grupo firmó un nuevo contrato de financiación con dos tramos: un préstamo que pagará un 0,85% y una línea de crédito (revolving credit facility o RCF, en la jerga) al 0,55%. El coste promedio de la financiación se sitúa en el 0,7%, y este interés bajará si el grupo de distribución cumple diversos criterios de sostenibilidad. El acuerdo contó con el visto bueno de 24 bancos, liderados por BNP Paribas, Bank of America, BBVA y Santander.

En total, refinanció 2.000 millones de euros a través de 900 millones de un préstamo a largo plazo y 1.100 millones corresponden con una línea de circulante. El vencimiento es en cinco años pero se podrá prorrogar otros dos ejercicios.

En virtud a este acuerdo y tal y como publicó CincoDías el 4 de octubre de 2018, El Corte Inglés segregará una parte importante de activos inmobiliarios en otra sociedad. En concreto, el grupo de distribución podrá traspasar hasta 2.500 millones de euros en este tipo de activos a dicha unidad de negocio sin la obligación de amortizar deuda, según ha confirmado en un comunicado. También ha indicado que el pacto con la banca de febrero se ha realizado como si la compañía estuviese considerada como grado de inversión, el venerado BBB- del que gozan los bonos que vendió a finales de 2018 pero no el grupo.

La financiación a corto plazo del grupo es elevada. Al crédito urgente para pasar sin quebraderos de cabeza la crisis se une el programa de emisión de pagarés en el MARF. El Corte Inglés los amplió este año por 1.200 millones. Este tipo de inversión tiene un vencimiento mínimo de tres días y un máximo de dos años y se colocan entre grandes inversores, con un importe mínimo por suscriptor de 100.000 euros.

El cierre de la economía hunde los bonos

El cierre –excepto de los supermercados y las parafarmacias– de todos los centros comerciales que El Corte Inglés tiene repartidos por toda la geografía española ha provocado también un cataclismo en sus títulos de renta fija. Los 600 millones bonos que emitió el gigante de la distribución en 2018 se cambian en el mercado secundario por el 89% del nominal. Llegaron a marcar mínimos por debajo del 85% tras sufrir una súbita caída desde el 101% en apenas unos días. La rentabilidad, que discurre de manera inversamente proporcional al precio, se sitúa en el 6,5% tras haber superado el 8%.

Normas
Entra en El País para participar