Carlos Torres y el equipo directivo de BBVA renuncian al bonus de 2020

La medida afecta a 300 cargos y supone unos 50 millones de ellos

El presidente de BBVA, Carlos Torres y el consejero delegado, Onur Genç  en una imagen de archivo.
El presidente de BBVA, Carlos Torres y el consejero delegado, Onur Genç en una imagen de archivo.

BBVA se suma al recorte en la retribución de sus directivos para este año debido al coronavirus. Según ha anunciado el presidente de la entidad, Carlos Torres, en un vídeo en el que se dirige a sus empleados para explicar las medidas tomadas por el banco en relación con el Covid-19, los directivos han renunciado a percibir la retribución variable que les correspondería por el ejercicio de 2020.

"Tenemos que hacer todo lo posible para proteger el empleo de todos los que formamos BBVA, aunque eso implique también que tengamos que hacer sacrificios. En estos momentos de dificultad, como gesto de responsabilidad hacia la sociedad, hacia nuestros clientes, hacia nuestros accionistas, y todos nuestros empleados, las personas que dirigimos el banco a nivel global y en los distintos países, hemos decidido renunciar a toda nuestra retribución variable del año 2020", ha detallado Torres.

Según explican fuentes del banco, esta medida afecta a unos 300 cargos directivos. Comprende al propio presidente de la entidad, al consejero delegado, Onur Genç, al comité de dirección, los comités de dirección de los países y áreas globales y otros ejecutivos de alta responsabilidad. En total, supondrá más de 50 millones de euros que dejarán de percibir.

De momento, BBVA sí que mantiene los planes de reparto de los beneficios del ejercicio de 2020 entres sus accionistas, a pesar de que los supervisores han recomendado criterios de prudencia y de que varias entidades como Santander o CaixaBank lo han cancelado y Bankia ha renunciado al megadividendo extra de 2.500 millones contemplado en su plan estratégico hasta 2020.

Igualmente, el presidente de BBVA ha reconocido en su mensaje que las cuentas de este año del banco se resentirán debido al parón en la actividad económica. No obstante, ha resaltado el nivel de "fortaleza" de la entidad en cuanto a capital y ha recordado que en la crisis económica que comenzó en 2008 la entidad fue uno "de los pocos bancos europeos" que no dio pérdidas en ninguno de los ejercicios.

"Volviendo al impacto económico que resulta de la emergencia sanitaria, tendrá un impacto negativo, sin duda, en nuestra cuenta de resultados. Pero eso lo afrontamos desde una posición de fortaleza. En los test de estrés a la banca europea siempre hemos destacado por la resistencia de nuestros resultados y nuestro capital ante potenciales situaciones de recesión económica", ha proseguido.

Por otro lado, Torres ha informado que la mayor parte de la plantilla se encuentra trabajando desde casa. El banco ya anunció que iría reduciendo progresivamente el número de oficinas abiertas (los servicios bancarios se consideran como actividad esencial para la población y deben permanecer abiertos) para operar con el mínimo posible que permita la ley de manera que banco garantiza al menos una sucursal abierta en cada municipio en los que está presente. "Hoy somos más de 70.000 los que estamos trabajando en remoto desde nuestras casas, un 90% de compañeros de servicios centreales, alrededor de un 50% de los de oficinas en todo el grupo", ha explicado.

Asimismo, ha reivindicado el papel de banca en esta crisis sanitaria al considerar que "podemos hacer mucho, porque los bancos somos parte de la solución". En ese sentido, BBVA, al igual que otras empresas, ha anunciado una donación de 25 millones de euros (que finalmente ascenderá a 35 millones) para la compra de material sanitario en todos los países en los que opera. Igualmente ha aplicado medidas de flexibilización en los pagos para clientes empresariales y particulares, más allá de las recogidas en el Real Decreto del Gobierno.

Normas
Entra en El País para participar