BBVA permitirá aplazar hasta seis meses el pago de créditos de particulares afectados por el virus

La entidad dará mayor flexibilidad de pago a sus clientes

Sede de BBVA, en Madrid, conocida como 'La Vela'.
Sede de BBVA, en Madrid, conocida como 'La Vela'.

BBVA ha ampliado el paquete de medidas de apoyo a sus clientes impactados económicamente por el coronavirus. La entidad presidida por Carlos Torres lanzará en los próximos días un plan para que los particulares afectados por brote puedan aplazar hasta seis meses el pago de los créditos contratados con el banco.

En ese sentido, BBVA señala que "pondrá en marcha en los próximos días una medida encaminada a facilitar el pago de las cuotas de los préstamos". La entidad no fija un límite al volumen de los pagos (solo el plazo temporal de hasta seis meses, como máximo) y tampoco tendrá que provisionar los créditos que dejan de pagarse.

Esta medida se suma a las ya aplicadas por el banco desde que comenzó a extenderse el Covid-19 en España, y que han cubierto todos los segmentos de clientes: empresas, autónomos, pensionistas y particulares. En concreto, BBVA ha puesto a disposición de las empresas líneas de crédito de hasta 25.000 millones de euros, además de la  Línea ICO de 400 millones para apoyar al sector turístico, transporte y hostelería.

Las empresas y autónomos pueden solicitar un importe máximo de 500.000 euros mediante préstamos con plazos de uno a cuatro años con un tipo fijo máximo anual del 1,5% TAE y sin comisión de apertura. Además, esta línea cuenta con una garantía del ICO del 50% de la financiación.

Por otro lado, los clientes pensionistas de BBVA que necesiten disponer de efectivo podrán hacerlo de manera gratuita en cualquier cajero de toda la red que hay en España, sin importar la entidad. De hecho, el banco ha aconsejado a todos sus clientes evitar los desplazamientos atendiendo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias con el fin de evitar contagios.

De igual forma, desde este lunes BBVA aplica un aplazamiento del pago de hasta tres meses del alquiler social a aquellas familias que habiten en una casa acogida al Fondo Social de Vivienda (FSV) y se hayan visto afectas por expedientes de regulación derivados del Covid-19. Una iniciativa a la que también se han acogido las entidades adscritas a la AEB (Asociación Española de Banca), como Santander, Abanca, Sabadell, Bankinter, ING, Deutsche Bank y Banca March.

Normas
Entra en El País para participar