Cos defiende que los avales reducirán la carga de deuda pública

El gobernador del Banco de España indica en una entrevista a 'Handelsblatt' que el uso de eurobonos implica una respuesta "solidaria" y "eficiente" de los recursos de la UE

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España.
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España.

Pablo Hernández de Cos considera que los avales concedidos por el Gobierno permitirán aliviar la deuda pública cuando pasen las consecuencias más duras del impacto económico del Covid-19. El gobernador del Banco de España aseguró en una entrevista al periódico económico alemán Handelsblatt al respecto del programa de rescate español que "la gran recesión nos dejó una lección muy valiosa en las circunstancias actuales: si cortamos la financiación a los agentes privados, haremos que los efectos de la crisis sean mucho más agudos y, como consecuencia, el aumento de la deuda será también mayor".

De Cos reconoció que los efectos en la actividad del parón por el coronavirus serán "muy significativos a corto plazo", aunque no se aventuró a hacer estimaciones sobre recortes en el PIB. Tampoco quiso entrar a debatir si la crisis tendrá forma de 'V', con un impacto profundo pero un rápido repunte, pero sí recalcó los esfuerzos en política monetaria de muchos pa´sies europeos. "Cabe confiar en que el daño no será tan persistente en el tiempo como entonces", añadió en referencia a la crisis de 2008.

En este sentido, defendió que para mitigar los impactos y que la herida no sea tan profunda como entonces, ahora se requiere "medidas de política económica fuertes y coordinadas". Entre ellas, el gobernador defendió las emisiones conjunta de deuda en la zona euro (eurobonos) ante la coyuntura actual: "Si no es ahora ¿cuándo?", respondió al periódico alemán. "Es hora de ser solidarios y eficientes en el uso de los recursos de la UE, que son muchos, y por eso es necesaria una respuesta ambiciosa y coordinada a escala europea".

De Cos también señaló que la institución que dirige está dispuesta a aumentar el tamaño o la duración de las compras de activos "así como ajustar su composición tanto como sea necesario". Preguntado por el programa OMT (Outright Monetary Transaction), por el que el BCE puede comprar bonos de países concretos del euro, de Cos indicó que fue diseñado "por países individuales que han perdido el acceso normal a los mercados debido a los desequilibrios macroeconómicos". "Pero esto es algo muy diferente", matizó.

Normas
Entra en El País para participar