Covid-19

Pedro Sánchez: “Necesitamos ganar tiempo. Lo peor está por llegar”

El presidente del Gobierno defiende las medidas adoptadas por su Ejecutivo

Pedro Sanchez
Pedro Sanchez EFE

"Necesitamos ganar tiempo para preparar nuestro sistema sanitario mejor". Ese es el mensaje que ha trasladado el presidente del Gobierno esta noche en su comparecencia desde el Palacio de la Moncloa al cumplirse una semana de la declaración del estado de alarma. "Lo peor está por llegar", "la ola más dura", ha señalado en su intervención, en la que  ha dicho que "el riesgo está en todas partes". Sánchez ha defendido que las medidas adoptadas se han aprobado para evitar una propagación demasiado rápida del coronavirus.

"Lo peor está por llegar. Quedan días muy duros. El número de contagiados y de fallecidos va a aumentar", ha dicho en su larga comparecencia que ha arrancado pasadas las 21 horas de este sábado y que ha dedicado básicamente a defender todas las medidas sanitarias y económicas adoptadas por el Gobierno que preside y en la que no ha hecho ningún anuncio.

El presidente del Gobierno ha pedido fortaleza y unidad a la sociedad y a los partidos políticos. La comparecencia de Sánchez defendiendo su gestión ha sido retransmitida en directo por TVE y el Canal 24 horas durante más de una hora en horario de máxima audiencia. En algunas ciudades, entre ellas Madrid, ha habido caceroladas esta misma noche, poco antes de la intervención de Sánchez, para criticar la gestión de la crisis por parte del Gobierno.

Sánchez ha defendido que se han seguido las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ha repasado las etapas de prevención, de contención reforzada y de mitigación, con el estado de alarma que entró en vigor hace una semana. "Haremos lo que haga falta cuando haga falta", ha añadido también Sánchez, que se ha declarado orgulloso del comportamiento de la sociedad.

"Estos siete días han cambiado nuestra forma de ver el mundo", ha dicho Sánchez. "Quiero trasladar mi profundo pesar a quienes han perdido un ser querido", ha expresado, tras calificar el virus como "la emergencia sanitaria más grave del último siglo, una catástrofe para la que la humanidad no estaba preparada".

Sánchez ha afirmado que el comportamiento de la sociedad durante el estado de alarma ha sido "modélico" y "ejemplar" y entre otras cosas, ha explicado que la red de fibra óptica española es muy amplia y que ha soportado bien el aumento del tráfico de datos, que no ha habido desabastecimiento, que han disminuido los viajeros en tren y el consumo de queroseno y que ha aumentado el consumo de energía en los hogares mientras caía en el trabajo, pruebas todo ello de que se están cumpliendo las medidas del estado de alarma, a su juicio.

"La respuesta ciudadana ha sido conmovedora", ha dicho en su discurso. "La respuesta empresarial ha sido generosa y muy amplia", ha señalado también, en referencia a iniciativas solidarias de compañías de diferentes sectores, desde telecomunicaciones a energía, textil o finanzas.

"Estas circunstancias nos están poniendo a prueba a todos", ha dicho el presidente del Gobierno. "Cuando todo pase sabremos si fuimos generosos y valientes". El deber es mantener la unidad. Nadie de mi Gobierno va a polemizar con ninguna administración ni con ningún líder político", ha dicho Sánchez, aunque su ministra de Defensa polemizó recientemente con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, al que acusó de comportarse de forma "desleal".

Sánchez ha pedido también no difundir información no contrastada y "romper" la cadena de transmisión de los bulos.

Nuevas pruebas

El presidente del Gobierno, ha anunciado que el Gobierno va a cerrar una operación para la compra de 6 millones de nuevos test de PCR para el diagnóstico del coronavirus, que se suman a los 640.000 tests ya adquiridos que llegarán en los próximos días.

En la comparecencia de balance de la primera semana de aplicación del decreto del estado de alarma, ha recordado, como han informado esta tarde en rueda de prensa representantes del Ministerio de Sanidad, que se hacen 15.000 pruebas diarias en todos el país, con un total de 355.000 realizadas hasta el momento.

La cifra podrá incrementar hasta las 80.000 pruebas rápidas diarias, que ofrecen resultados en 15 o 20 minutos, cuando se sustancie la compra de 4 robots que realizan miles de estas pruebas rápidas con seguridad.

Sánchez ha justificado la espera en la disponibilidad de estos test rápidos, que ya se están utilizando en algunas comunidades autónomas, en que deben tener el aval y la garantía del Instituto Carlos III.

En este sentido, ha argumentado que en un mercado en el que todos los países compiten en la compra de materiales de protección, pruebas y respiradores es 'importante que los test sean homologados y tengan el sello del Carlos III. Todo lo que se distribuye cuenta con esa homologación y por eso pedimos paciencia', ha señalado.

Asimismo, ha destacado la necesidad de que España empiece también a fabricar mascarillas y otros productos de protección para poder hacer frente a las necesidades del sistema sanitario, ante la 'ola más dura' que se avecina en los próximos días, ha advertido.

En estado de alarma

Sánchez ha comparecido una semana después de anunciarse el decreto que establece el estado de alarma en España. Estos días, sin embargo, están llegando aún datos de enfermos, casos confirmados y muertes de contagios previos al estado de alarma.

El decreto publicado la semana pasada en el BOE establecía que solo se puede salir a la calle a comprar alimentos, medicinas y productos de primera necesidad, para trabajar, ir al médico, cuidar a mayores o menores, ir al banco o a la oficina de seguros, "por causa de fuerza mayor o situación de necesidad" o "cualquier otra actividad de análoga naturaleza".

El Ministerio de Sanidad ha confirmado este sábado un total de 24.926 casos de coronavirus, 4.946 nuevos, y 1.326 fallecidos, 324 más que el viernes, con lo que se suma una jornada negra.

Según ha informado el departamento que dirige Salvador Illa, hay además 1.612 pacientes en la UCI, 471 más que este viernes, y un total de 2.125 pacientes ya se han recuperado. En Madrid, la comunidad más afectada, los fallecidos llegan a los 804 (176 más) y los contagiados a 8.921 (1.156 más).

Normas
Entra en El País para participar