Meliá y NH, las empresas más afectadas por el cierre de hoteles en España

Tienen 140 y 99 establecimentos operativos, un 40% y un 27% del total de su cartera

Entrada del hotel NH Collection Paseo del Prado en Madrid
Entrada del hotel NH Collection Paseo del Prado en Madrid

El próximo jueves 26 de marzo será un día histórico para los hoteles en España. El Ministerio de Sanidad hizo pública una orden ministerial en el BOE a última hora del pasado jueves en la que daba un plazo máximo de siete días para el cierre de todos los alojamientos turísticos con el fin de contener la epidemia de coronavirus.

Los datos que maneja el INE apuntan a que en España hay 12.559 hoteles con 550.476 habitaciones. Los 1.928 hoteles de cuatro estrellas son los que concentran más habitaciones (244.318) y empleo (80.547 trabajadores).

Si el análisis se limita a las cinco grandes cadenas hoteleras (Meliá, NH, Iberostar, Barceló y RIU), las más perjudicadas por el número de establecimientos que van a tener que cerrar en España son Meliá, con 140 hoteles, un 40% de los 350 que tiene en todo el mundo, y NH, con 99 hoteles, un 27% de sus 370 inmuebles.

Barceló es la más perjudicada en términos relativos, ya que tiene el 48% de sus edificios en España

Pero si la comparación se realiza en términos relativos, analizando lo que representa su cartera en España respecto al total, la gran damnificada es Barceló, ya que tendrá que proceder a la clausura de 73 hoteles, lo que supone un 48% del total de establecimientos.

El impacto en los otros dos gigantes de la hotelería en España (Iberostar y RIU) es inferior, en gran medida por el elevado grado de internacionalización y porque los hoteles de mayor tamaño los tienen situados en la zona del Caribe. La cadena balear dirigida por la familia Fluxá se adelantó 48 horas al Ejecutivo y anunció el cierre ordenado de los 38 establecimientos que tiene en España, un 32% del total de su cartera, mientras que RIU es la cadena menos afectada, ya que tan solo tiene 28 de los 100 hoteles en España (un 28%).

Meliá, NH, Iberostar o RIU, sin embargo, no son las más perjudicadas entre las 11 grandes cadenas hoteleras españolas que figuran en el top 100 mundial. El mayor impacto se lo llevan Catalonia Hotels, ya que tiene en España 55 de sus 72 hoteles (un 77% del total), y Eurostars, con 75 de sus 100 hoteles (un 75%). También resultan especialmente afectadas Palladium, que tendrá que cerrar el 48% de sus establecimientos (24 de 50), y Princess Hotels, que procederá a clausurar 13 de sus 23 inmuebles (un 57%).

El impacto es menor en Iberostar y Riu por el gran número de activos en el exterior

Tres escenarios

Las empresas empiezan a hacer un primer cálculo del coste de esta medida excepcional para controlar la expansión del coronavirus por España. Desde Exceltur, el lobby que representa a 29 de las empresas más importantes del turismo (entre sus socios están NH, Meliá, Iberia, Globalia, Renfe, Riu o Palladium) se plantean tres escenarios diferentes en función de la rapidez en la salida de la crisis. “En un primer escenario, de recuperación relativamente rápida para después de Semana Santa, las pérdidas serían de 18.000 millones; en un segundo escenario iríamos a julio y las pérdidas podrían llegar a 34.000 millones; y en el peor escenario, si se pierde la temporada alta, las pérdidas podrían llegar a 56.000 millones”, señala José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur.

Esos tres supuestos, presentados la pasada semana, no contemplaban en ningún caso el cierre total de la planta hotelera en España, con lo que con toda seguridad las pérdidas serán superiores a los 56.000 millones y tendrán un impacto mayor del esperado en aquellas empresas, especialmente pequeñas y medianas, con poca tesorería o especialmente endeudadas.

Para minimizar la falta de liquidez, los cierres empresariales y la oleada de despidos generada por la crisis del coronavirus, el Ejecutivo presentó como medida estrella en su primer paquete de ayudas una línea de créditos blandos del ICO para el turismo por 400 millones de euros, lo que supuso una decepción tanto para Exceltur como para la patronal hotelera Cehat, al considerar que era muy poco dinero para hacer frente a la paralización del sector.

Posteriormente presentó un segundo paquete, en el que incluyó los avales públicos por importe de 100.000 millones para que las empresas obtuvieran crédito, y la agilización de los expedientes de regulación temporales de empleo (ERTE) para que las compañías pudieran proceder a reducir la jornada o suspender temporalmente los contratos de sus trabajadores, que fue mejor recibido por ambas organizaciones.

Emplean a 341.000 personas

Sectores. El estado de alarma, el cierre de todas las actividades comerciales (incluidos bares y restaurantes) y el cierre de fronteras y del tráfico aéreo va a provocar que, aunque de forma temporal, más de 2,5 millones de trabajadores ligados al sector turístico van a tener que irse al paro, lo que sin duda, va a suponer un elevado coste en prestaciones por desempleo. De los 2,5 millones de afiliados, que suponen el 13% del total en España, 2,07 millones son asalariados y 488.000 son trabajadores por cuenta propia.

Restauración. El colectivo más afectado por ese ‘cerrojazo’ sería el de bares y restaurantes, que emplea a 1,34 millones de personas, en el que se han presentado decenas de ERTES. Solo dos de las empresas más importantes por tamaño (Restaurant Brands, que engloba a Burger King, Tim Horton´s y Popeye, y Alsea, dueña de Vip´s, Starbucks, Foster´s Hollywod o Domino´s Pizza) van a presentar regulaciones temporales para 36.000 trabajadores.

Turismo. Las otras tres actividades afectadas son las actividades turísticas (epígrafe bajo el que se engloba transporte, actividades o entretenimiento), con 747.000 afiliados; los hoteles, con 341.000 empleos, y las agencias de viajes, con 66.000 trabajadores.

 

Normas
Entra en El País para participar