Renault España aplica un ERTE a sus más de 11.000 empleados

La empresa complementará la prestación por desempleo de hasta el 85% del salario

Renault España aplica un ERTE a sus más de 11.000 empleados

La dirección de Renault España ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor para la totalidad de su plantilla, más de 11.000 trabajadores entre las factorías de Valladolid (vehículos y motores), Palencia y Sevilla (cajas de cambio)

Según ha informado la compañía en un comunicado, la aplicación del ERTE durará desde este miércoles hasta que se dé por finalizado el estado de alarma decretado por e Gobierno por motivo del Covid-19.

La empresa ha trasladado la medida a los sindicatos por la tarde en una reunión. Renault ha defendido que la salud de los trabajadores es su prioridad y que desde un primer momento ha tomado todas las medidas de prevención sanitarias necesarias.

La dirección de la entidad y la parte social han acordado que durante el periodo que esté vigente el ERTE, la empresa complementará la prestación por desempleo de hasta el 85% del salario.

En un primer momento, Renault tenían la intención de parar las plantas de Valladolid y Palencia tan solo lunes y martes de esta semana, compensando los días con medidas de flexibilidad del convenio colectivo, y tampoco contemplaba la aplicación de despidos temporales. Sin embargo, no ha tenido más remedio que sumarte a la oleada de ERTES acometidas en el sector en estos últimos días tras que Pedro Sánchez decretara el estado de alarma desde el domingo para intentar frenar la expansión del virus. Una trabajadora de la planta de Motores de Valladolid dio positivo por coronavirus.

Lo mismo le ha sucedido a Nissan en Zona Franca (Barcelona). El fabricante nipón cesó su actividad en la factoría catalana el viernes pasado por la tarde y envió a sus trabajadores a casa por la falta de suministro de neumáticos del proveedor Trire, ubicado en Òdena, una de las poblaciones que está en el perímetro de confinamiento de la comarca del Anoia. Desde entonces sopesaba la posibilidad de aplicar un ERTE.

Finalmente, la compañía comunicará este jueves a la parte social que pone en marcha el proceso por fuerza de causa mayor, y una vez estudiadas las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros para combatir la pandemia. demás. El fabricante japonés también ha aplicado un ERTE en su instalación de Ávila, en el que todos los trabajadores se encontrarán regulados, salvo aquellos que puedan realizar teletrabajo y alguna actividad puntual que pudiera haber.

La fábrica de Zona Franca es la más importante de la multinacional japonesa en España y se encuentra por debajo del 20% de su capacidad de producción.

Normas
Entra en El País para participar