La banca europea realiza la mayor petición de liquidez a tres meses desde 2011

El BCE adjudica 109.130 millones de euros en la primera de sus subastas extraordinarias por el virus

La banca europea realiza la mayor petición de liquidez a tres meses desde 2011
REUTERS

El BCE ha puesto en marcha hoy la primera de las medidas con las que aspira a contribuir a frenar el impacto económico del coronavirus sobre la zona euro. Ha lanzado una subasta ilimitada de liquidez a un plazo de tres meses, en la que la banca europea ha solicitado recursos por 109.130 millones de euros. Será un primer paso para proporcionar financiación inmediata a los bancos y con el que proteger la estabilidad del mercado monetario, en un momento de gran volatilidad y en el que los derrumbes bursátiles están anticipando una fuerte recesión económica.

La cuantía adjudicada es muy superior a la de las subastas de liquidez a tres meses más recientes ya que queda a años luz de los 810 millones que solicitó la banca en la realizada en febrero o de los 2.280 millones de euros del mes de diciembre, según los registros del BCE. Se trata de hecho de la mayor petición de liquidez a tres meses desde junio de 2011, en los primeros compases de la crisis de deuda soberana de la zona euro.

Prueba de las tensiones de liquidez que están movilizando a los bancos centrales de todo el mundo, el Banco de Japón ha hecho hoy la mayor inyección en dólares desde diciembre de 2008, poco después de la quiebra de Lehman. Ha suministrado liquidez a tres meses por 30.272 millones de dólares

El BCE anunció el pasado jueves su decisión de “realizar operaciones de financiación a plazo más largo (LTRO) adicionales, de forma temporal, para proporcionar un apoyo de liquidez inmediato al sistema financiero de la zona del euro”.

El BCE impulsa así una herramienta de política monetaria que ya empleó de forma rotunda en los inicios de la crisis del euro, aunque entonces a un plazo mucho mayor al de la barra libre de liquidez de hoy. En diciembre de 2011 lanzó una subasta de liquidez en la que los bancos recibieron casi 500.000 millones de euros y en febrero del siguiente año inundó el mercado con otro medio billón de euros más. Fueron préstamos a la banca a un plazo de tres años, frente a los tres meses de la subasta de hoy.

 

Junto a la inyección de liquidez de hoy, el BCE continuará este mismo jueves con su programa de subastas trimestrales de financiación condicionada a la concesión de crédito (TLTRO), para las que ha mejorado los términos de modo que los bancos que acudan, recibirán una bonificación que podrá llegar al 0,75%, partiendo de la tasa actual de depósito más una prima de 25 puntos básicos.

El objetivo del BCE es contribuir a que el canal de la financiación bancaria siga abierto en especial para aliviar a las empresas que entren en dificultades a causa del impacto económico por el coronavirus. Además, la institución ha decidido como medida extraordinaria la compra adicional de deuda por 120.000 millones de euros hasta final de año.

La presidenta de la institución Christine Lagarde mostró el pasado jueves, tras la reunión del Consejo de Gobierno, su compromiso con la estabilidad del euro y con el desafío económico que supone el coronavirus, aunque también insistió en la necesidad de que los gobiernos impulsen su política fiscal para dar una respuesta inmediata. De hecho, llegó a afirmar que no es la tarea del BCE sofocar el alza de las primas de riesgo, una afirmación que causó un duro castigo en la deuda italiana y contribuyó a disparar las ventas en el mercado.

En la reunión de ayer del Eurogrupo, Lagarde se mostró dispuesta a hacer todo lo necesario para evitar la fragmentación financiera del euro, según reconoció el ministro italiano de finanzas, Roberto Gualtieri.

Normas
Entra en El País para participar