Volkswagen suspende la producción en toda Europa

La compañía cerrará sus plantas en Alemania dentro de 15 días, mientras que Martorell (Barcelona) y Navarra paran esta semana

Planta de Volkswagen en Zwickau, Alemania.
Planta de Volkswagen en Zwickau, Alemania.

Volkswagen suspenderá la actividad en todas sus plantas europeas durante las próximas semanas con el fin de combatir la propagación del Covid-19. Para finales de estama semana ya habrán parado las que opera en España, Portugal, Eslovaquia e Italia.

Así lo ha anunciado el presidente del grupo automovilístico alemán, Herbert Diess, durante la conferencia anual de resultados de la compañía, que se ha realizado vía 'streaming' como medida preventiva ante el coronavirus. Diess ha añadido que la mayoría del resto de plantas en Alemania y en Europa se están preparando para paralizar su producción dentro de dos semanas.

"El objetivo principal es disminuir la propagación del coronavirus tanto como sea posible", ha subrayado el directivo. En España, el grupo tiene las plantas de Seat en Martorell (Barcelona) y de Volkswagen en Landaben (Navarra).

El consorcio con sede en Wolfsburg ya ha reanudado producción en China, a excepción de en sus factorías de Changsha y Urumqi.

Además, la marca Volkswagen ha comunicado este martes que deja fabricar durante dos semanas en las plantas alemanas de Wolfsburgo, Emden, Dresden, Osnabrück y Zwickau, así como en Bratislava (Eslovaquia) y Palmela (Portugal). Las factorías de componentes de Brunswick, Chemnitz, Hanover, Kasel y Salzgitter también se verán afectadas por el paro.

La empresa también prohibirá a los empleados que regresan a Alemania desde otros países la entrada en cualquiera de sus instalaciones durante el período de incubación del virus -15 días-.

"La gravedad y la duración del impacto que el coronavirus tendrá en el grupo Volkswagen es incierto. Es prácticamente imposible emitir un pronóstico fiable. Estamos haciendo pleno uso de todas las medidas para apoyar a nuestros empleados y para estabilizar nuestro negocio", ha señalado, por su parte, el director financiero de la multinacional, Frank Witter.

Por este motivo, Diess ha advertido de que 2020 será un año "muy difícil", ya que la pandemia presenta desafíos financieros y operativos "desconocidos". "Al mismo tiempo, existen preocupaciones sobre los posibles impactos económicos sostenidos en el tiempo", ha indicado.

Según el directivo, la situación en China se ha estabilizado, y las ventas están creciendo otra vez en marzo, pero la crisis todavía está por llegar a Europa y al resto del mundo.

Normas
Entra en El País para participar