Energía

El petróleo sube pese a que Riad disparará un 27% su producción

Anuncia que aumentará la producción hasta los 12,3 millones de barriles diarios

Trabajador en una instalación de Saudi Aramco en el campo de Abqaiq, Arabia Saudí.
Trabajador en una instalación de Saudi Aramco en el campo de Abqaiq, Arabia Saudí. Stanislav Krasilnikov/TASS

Tras la mayor caída en casi tres décadas, un 24,1% el lunes, el precio del petróleo rebota en una jornada de alta volatilidad. Tras subir más de un 7% a primera hora, ha vuelto a la zona de los 35 dólares, tras anunciar Arabia Saudí sus objetivos de producción. El reino ha escalado la guerra de precios con Rusia al anunciar que aumentará producción hasta los 12,3 millones de barriles. Con todo, ahora el precio vuelve a subir más de un 6% y el barril recupera los 36 dólares.

Petroleo Brent 34,690 15,865%

Riad lanza, pues, una ofensiva total contra la pretensión de Moscú de no sumarse a los recortes de producción propuestos por la OPEP: los 12,3 millones de barriles diarios son, según los cálculos de los analistas, superiores al máximo de producción que puede alcanzar a corto plazo el país. Esto quiere decir que el reino está dispuesto a vender reservas estratégicas como vía para inundar el mercado mundial de crudo.

La decisión refuerza la ofensiva saudí, después de que el fin de semana Arabia Saudí recortara drásticamente sus precios oficiales de venta de crudo a sus clientes, en un contexto en que la demanda se aproxima a su primera caída anual en más de una década a causa del coronavirus. La medida fue respuesta al rechazo por Rusia de la propuesta de la OPEP de recortar producción en 1,5 millones de barriles adicionales. La medida ha roto la alianza de la OPEP con Rusia, que ha estabilizado los precios del petróleo desde 2016.

Por su parte, el Ministro de Energía ruso Alexander Novak ha indicado que Moscú se ha preparado para una guerra de desgaste, diciendo que la industria petrolera de su país tiene "suficiente resistencia financiera para seguir siendo competitiva a cualquier nivel de precios previsto, y para mantener su cuota de mercado".

El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol advirtió por su parte que "jugar al ruleta rusa en los mercados petroleros puede tener graves consecuencias". Mientras Arabia Saudí puede inundar el mercado de barriles, el presupuesto ruso puede equilibrarse con un petróleo a 30 euros. Los grandes bancos, incluyendo Citigroup, Société Générale y Goldman Sachs advierten que los precios del petróleo podrían caer más.

El shock simultáneo de oferta y demanda plantea una grave amenaza, además, al auge de la extracción no convencional en Estados Unidos, cuyos costes de extracción son superiores. Además, provocó un seísmo en los mercados financieros y en las cotizaciones del sector.

El impacto en oferta y demanda también han repercutido en la distribución en el tiempo del precio de los futuros y  opciones. El Brent para una entrega a corto plazo se ha derrumbado por el impacto del virus y el alza de producción, pero el mercado espera que el precio se estabilice más a medio plazo. Esta estructura de precios, conocida como contango, es una señal de exceso de oferta, y con ella los operadores del sector pueden hacer dinero comprando petróleo y almacenándolo (en barcos o en tierra) para su entrega dentro de unos meses.

Normas
Entra en El País para participar