Legar herencias a hijos menores casi no tributa ya en una decena de regiones

Madrid y La Rioja serían dos de los territorios más afectados por la armonización fiscal del Gobierno. El coste de recibir 800.000 euros varía entre cero y 103.000 euros

Patrimonio y Sucesiones Pulsar para ampliar el gráfico

“Hay una indudable competencia fiscal a la baja en algunas comunidades autónomas respecto a otras”, reconoció ayer el presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), Jesús Sanmartín, durante la presentación del informe Panorama de la fiscalidad autonómica y foral 2020, publicado con el Consejo General de Economistas. Una carrera por la reducción de los impuestos cedidos que ha llevado al Gobierno a planear una armonización fiscal entre territorios en un momento en el que, ilustra el REAF, determinados tributos apenas están gravados ya con “importes simbólicos” en una decena de comunidades.

“En el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, claramente se ha instalado una competencia fiscal a la baja cuando se trata de herederos o donatarios que son familiares cercanos del causante o el donante”, explican desde el Consejo de Economistas. A partir de ahí, eso sí, se dan importantes diferencias. Así, por ejemplo, en el caso de las herencias legadas a un hijo menor de edad, el coste fiscal es mínimo ya en Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia, Extremadura, Madrid, Murcia y los territorios forales, detalla el documento.

En otros casos, sin embargo, las diferencias se disparan. Así, en el ejemplo de un contribuyente soltero, de 30 años, que herede bienes de su padre por un valor de 800.000 euros, de los que 200.000 correspondan a la vivienda del fallecido (cuyo importe está exento entre los 150.000 y los 500.000 euros, en función del territorio), la factura fiscal puede oscilar en 100.000 euros. Así, en función de la región donde residiera el finado, el beneficiario abonará 103.135 euros en Asturias, u 81.018 en Castilla y León; pero solo 1.586 euros en Madrid y absolutamente nada en Andalucía, Cantabria o Galicia.

Otro tanto ocurre con el impuesto sobre donaciones. Si el mismo contribuyente de 30 años recibe de su padre 800.000 euros en metálico, el coste fiscal será cero en el caso de que el beneficiario resida en Cantabria, o de 2.000 euros en Madrid, pero superará los 200.000 euros en Castilla y León o Extremadura.

Otro de los tributos que más diferencias arroja entre regiones es el de Patrimonio. Para empezar, este tributo esta bonificado al 100% en Madrid, donde no se paga nada por él, y al 75% en La Rioja. A partir de ahí, una fortuna de 800.000 euros paga anualmente entre los 50 euros del tributo riojano o los 200 de Canarias, Las Castillas o Galicia, y los 1.164 euros de Aragón. Para patrimonios superiores a los 15 millones de euros, la diferencia pasa de los 68.442 euros de La Rioja a los 418.155 de Extremadura.

Estos son solo algunos de los ejemplos con los que el REAF ilustra la disparidad fiscal entre regiones. Una “competencia” que el presidente del Consejo de Economistas, Valentín Pich, ve “normal” para un “estado federado” como el español pero que inquieta a Hacienda, que busca establecer un sistema de umbrales que homogeneice el cobro de impuestos entre regiones dentro de la renegociación del sistema de financiación autonómico que impulsará en otoño.

El consenso será difícil de lograr. Madrid y La Rioja serían dos de las comunidades más perjudicadas por una armonización al alza y la primera, gestionada por el PP, viene defendiendo su política de impuestos bajos y rechazando de pleno el planteamiento del Gobierno. Por el contrario, Asturias, Cataluña, Extremadura o Valencia, con tributos más elevados, podrían apoyar una equiparación que les deje menos expuestos a la fuga de contribuyentes hacia regiones vecinas. El pulso entre unas y otras se promete intenso.

Vox tumba la rebaja fiscal del PP en Madrid

Votación fallida. El El Grupo Parlamentario de Vox impidió ayer, en el Pleno de la Asamblea de Madrid, que el Gobierno de PP y Ciudadanos, que preside Isabel Díaz Ayuso, sacase adelante su primera rebaja de impuestos de la legislatura. Vox había presentado una enmienda a la totalidad al texto que había prometido retirar si el Ejecutivo autonómico reducía el “gasto político ineficaz”, recoge Europa Press. Pese a que Vox y PP avanzaron un acuerdo, Cs se desmarcó de los recortes propuestos por Vox, que finalmente tumbó la reforma planteada con el apoyo de PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid. El paquete incluía una rebaja de 15 millones de euros para 30.000 familias con reducciones de impuestos para personas que atienden a padres mayores o discapacitados; a jóvenes que acceden a una primera vivienda, o para quien solicitara préstamos para estudios universitarios.

Novedades regionales en 2020. Entre las tendencias fiscales del ejercicio, el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) apunta a rebajas de Sucesiones en Galicia, donde la reducción sube desde los 400.000 al millón, y a subidas en Canarias, que hace el impuesto más progresivo, o La Rioja, que rebaja la reducción al 50% desde los 400.000 euros. A su vez, en Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Baleares sube el tipo del 1,2% al 1,5%.

Recaudación nacional. El REAF asume que España batió en 2019 el récord de recaudación en IRPF (hasta rondar los 86.000 millones); IVA (72.000) o Impuestos Especiales (21.300) si bien anticipa un retroceso en Sociedades (que caería a unos 22.700).

Normas
Entra en El País para participar