Actualidad

Coronavirus. Implicaciones para la gestión de activos

El impacto económico de la pandemia sigue siendo muy difícil de valorar, tanto en profundidad como en duración

Coronavirus. Implicaciones para la gestión de activos

El coronavirus ya está fuera de China y es la principal causa de las fuertes correcciones en la renta variable en los últimos días de febrero. El mercado está asumiendo que el virus pueda expandirse en mayor medida a otras regiones como Estados Unidos y Europa y parece que es cuestión de tiempo que las medidas de cuarentena sean introducidas en muchos países desarrollados, incluido regiones de Estados Unidos.

El impacto sigue siendo muy difícil de valorar, tanto en profundidad como en duración, ante lo cual el mercado prefiere ser prudente. El punto de partida de las caídas, con los índices en máximos, y con la subida habiéndose acelerado en los meses anteriores, ha podido contribuir a la intensidad y rapidez de la corrección en la renta variable.

Como consecuencia de todo esto y, en particular, de las medidas para frenar la expansión del coronavirus, los datos macro y micro de 1T20 entendemos que serán muy débiles.

Esto es algo ya esperado, e incluso se puede llegar a decir que las cifras macro y beneficios en el muy corto plazo tienen una importancia relativa. Lo realmente importante es la visibilidad de los niveles de transmisión del coronavirus, en la medida que pueda llevar a un impacto de mayor magnitud y más prolongado en el tiempo

Ante la situación hacemos varias preguntas:

  1. ¿Cuánto tiempo tardará el virus en alcanzar su “pico” de casos?
  2. ¿Será posible tener un fármaco que baje significativamente la tasa de mortalidad? Difícil por el tiempo que se tarda en desarrollarlo... pero si este el caso, ¿la estrategia pasará desde contención a “mitigación” (con menores costes económicos) con el tratamiento para casos severos?
  3. ¿La propagación del virus se podría desacelerar gracias a la subida de temperaturas (en meses centrales del año)?

No sabemos las respuestas a esas preguntas de momento, pero el mercado será muy sensible al flujo de noticias con relación a esas cuestiones.

Resultados

Desde Renta 4 Gestora vemos una revisión a la baja de BPAs 2020. Desde el punto de vista de resultados, el coronavirus hace que la visibilidad sobre las estimaciones de beneficios haya bajado. El crecimiento del +5%/+7% en BPA que se esperaba para 2020 a principios de año, debería recortarse a cero o negativo (YoY), si la disrupción en las cadenas de producción tiene un impacto global, como parece el caso. Recordar no obstante que si el efecto es temporal, es muy probable que acaben por volverse a revisar al alza en una cantidad muy parecida, en las estimaciones de quizá finales del 2020 y especialmente 2021.

¿Recuperación en V o en U?

El debate no es tanto la intensidad de la caída en la actividad 1T20 (la noción más generalizada es que el impacto del Covid-19 es temporal), como la intensidad de la recuperación futura. ¿Será una recuperación en V, en U… o en L?

Una recuperación en V se ha visto en pasadas epidemias Lo que importa ahora es la eventual recuperación, y que no se materialice un credit crunch inducido por cash flow, que llevaría a bancarrotas a lo largo de la cadena global de producción/valor de determinadas industrias. En este sentido, los diferenciales de crédito en el sector privado chino no se han disparado.

Los spreads de high yield se han ampliado desde mínimos históricos por el pánico, pero permanecen por debajo de niveles vistos en 2016 y 2008. Esto sugiere que, hasta ahora, un crunch de liquidez no es evidente todavía. Es necesario mantener monitorizado este aspecto.

El apoyo de políticas monetarias y fiscales es clave aquí y la FED bajó ayer mismo 50 puntos básicos, aunque consideramos que la utilidad de este movimiento es limitada.

Algo más de impacto podría tener una política fiscal expansiva. Sin embargo, la clave para las próximas semanas es saber el grado de contagio del virus y las medidas que toman las autoridades para controlarlo. Ello marcará la dirección de los mercados en el corto plazo.

Ya hay mucho puesto en precio

El mercado ya ha puesto en precio parte de esta incertidumbre, parte de esas noticias negativas parecen descontadas en los precios (-12% en los últimos 5 días; en los últimos 30 años, solo hemos visto caídas acumuladas en 5 días peores que la actual en 5 ocasiones en el pasado en el caso del índice europeo). De forma simplista, una recesión moderada, de media, supone una caída del 20% en los mercados. El yield gap ha aumentado hasta niveles en los que en el pasado han demostrado ser una compra, a pesar de la incertidumbre. El bono a 10 años americano está a 1,2%, que implica un ISM de 45, por tanto, el mercado de bonos ya está descontando una recesión moderada.

En conclusión, una recuperación en U debería ser el escenario base más razonable. El flujo de noticias va a seguir siendo negativo en el corto plazo, y saber cuándo se va a dar la vuelta el mercado en periodos de pánico es muy difícil.

No se pueden descartar caídas de la renta variable adicionales. Los estímulos monetarios y fiscales serán el principal catalizador de los mercados una vez se normalice la situación y se conozca el impacto de la disrupción, lo que podría sugerir que estamos ante una oportunidad de compra, como hemos tenido en otros episodios históricamente.

En este entorno, en Renta 4 Gestora identificamos oportunidades de inversión en dos ámbitos: Por un lado, en compañías de elevada calidad, teniendo en cuenta la visibilidad de su crecimiento, su elevado retorno sobre capital empleado, poder de fijación de precios, buena asignación de capital, barreras de entrada y excelente equipo directivo, y donde hasta hace no mucho era complicado encontrar un punto de entrada atractivo. Buscamos especialmente en sectores defensivos, con mayor resistencia en sus resultados y situación financiera saneada: salud/farma, tecnología, o consumo básico.

Por otro lado, están los valores excesivamente penalizados, que ya sea por tomas de beneficios o por ventas forzadas (fondos indiciados, etc.), pero que acumulan un castigo que más allá del potencial impacto de la enfermedad en sus resultados.

Normas
Entra en El País para participar