Indignación empresarial con Trabajo por la guía de actuación ante el coronavirus

El líder de UGT comparte con las patronales el malestar hacia el Gobierno por no haberles consultado para la publicación de este protocolo

coronavirus empleados
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

La publicación por parte del Ministerio de Trabajo de una guía de actuación en el ámbito laboral por el coronavius ha levantado la indignación de los dirigentes empresariales de CEOE y Cepyme. En un comunicado han considerado que Trabajo "comete un grave error al dar difusión a una guía de actuación en el ámbito laboral en relación con el coronavirus que genera alerta y confusión al no corresponder con la valoración del riesgo realizada por el Ministerio de Sanidad".

Además, desde las patronales añaden su malestar porque el departamento que dirige Yolanda Díaz "no ha contado con la participación de las empresas y los sindicatos, a pesar de que ya se lo habíamos solicitado previamente, contribuyendo con ello a una mayor incertidumbre". Así, también el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha criticado hoy que la publicación de dicha guía "haya sido una decisión unilateral del Ministerio de Trabajo" y ha lamentado igualmente que no se haya consultado a los agentes sociales.

Desde CEOE aseguran que los empresarios ya trabajan desde hace semanas en la prevención y contención del riesgo de contagio "de la mano del Ministerio de Sanidad y en perfecta coordinación con el resto de los interlocutores sociales y otros agentes necesarios a lo largo del territorio nacional".

Por ello, consideran que la irrupción de Trabajo en esta cuestión con la publicación de este protocolo,  "responde al ritmo político" y reprochan que "el ministerio desoye a los interlocutores sociales y deja al margen la necesaria protección de las empresas en un momento trascendente, publicando un documento durante la tarde sin ni siquiera habérselo comunicado previamente a las organizaciones que conforman el diálogo social".

Así, continúan "el documento del Ministerio de Trabajo no aporta ninguna novedad para garantizar la salud de las personas trabajadoras ni para minimizar el impacto en la actividad económica", ya que se limita a la transcripción de normas y procedimientos poco adecuados para hipotéticas situaciones de urgencia por razones de riesgo de salud pública, explican desde las patronales. Y creen que tampoco responde a las caídas repentinas de actividad o falta de suministros, por lo que exigen al Gobierno medidas urgentes y excecpionales, coordinadas con todos los ministerios competentes, para proteger a las empresas.

El presidente de la asociación de autónomos ATA y vicepresidente de CEOE, Lorenzo Amor, ha arremetido también contra la publicación de Trabajo, considerando que el Gobierno debería “socializar” el problema y, dado que en protocolo del Ministerio se remite a la Ley de Prevención de Riesgos Laboralesa,  las bajas laborales generadas por esta crisis deberían tratarse como bajas por  enfermedad profesional, que se pagan desde el primer día por la Seguridad Social. Sin embargo, hasta ahora Trabajo ha dicho que se considerarán bajas por enfermedad común, que se abonan por parte de la empresa entre los días 4 y 15 de ausencia del trabajador.

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar