Trabajo baraja que la suspensión de empleo por el virus no consuma prestación por paro

El documento, aún en elaboración, incluirá consejos de teletrabajo y futuros mecanismos que permitan flexibilizar el uso de suspensiones temporales de empleo

Fachada del hospital de Torrejón de Ardoz en Madrid, donde están hospitalizados varios contagiados por coronavirus.
Fachada del hospital de Torrejón de Ardoz en Madrid, donde están hospitalizados varios contagiados por coronavirus.

Los responsables de los Ministerios de Trabajo y Economía Social y de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones han coincidido hoy en que aún es demasiado pronto para observar efectos negativos de la crisis del coronavirus en el mercado de trabajo. Pese a ello,  Dirección General de Trabajo, dependiente del Ministerio de Trabajo y Economía Social, está preparando un protocolo de actuación con medidas de carácter laboral destinado a paliar el impacto del coronavirus en las empresas. Estas medidas tendrán dos vertientes: una sobre las recomendaciones sanitarias para los trabajadores y otra para mitigar las interrupciones de la producción causadas por la falta de suministros, por ejemplo.

Así lo ha anunciado hoy el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, tras comentar las cifras del paro registrado en febrero conocidas hoy. Las medidas que se están barajando incluyen las relacionadas con expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE) y con recomendaciones de teletrabajo desde el hogar.

Aunque Pérez Rey ha reconocido que las medidas sobre posibles ERTE aún están en un estadio muy inicial porque aún no se están produciendo estos ajustes en ninguna comunidad autónoma, no descartó que en estos casos, siempre más adelante, "se establezcan mecanismos de protección al desempleo" para paliar los efectos del coronavirus sobre la economía.

Concretamente, estos mecanismos podrian consistir en que el Servicio Público de Empleo reestableciera los periodos de cobro de la prestación por desempleo que gastaran los afectados por un ERTE durante los periodos de suspensión de su empleo, lo que se ha denominado "poner el contador (de la prestación por desempleo) a cero".

Si bien, esta medida que aún no se ha adoptado podría estar también dentro de otro plan de actuación más amplio sobre la protección por desempleo que estudian desde el Gobierno.

Además, desde el Gobierno han elaborado otros dos protocolos de actuación uno para el Instituto Nacional de Higiene y Seguridad en el Trabajo (INHST) y otro criterio para la Inspección de Trabajo y Seguridad Sociala, "siempre sin contribuir en ningún caso a la alarma" entre trabajadores y empresarios, ha precisado Pérez Rey.

El documento técnico del INHST para la prevención de la infección del manejo de pacientes con COVID-19 precisa de manera exhaustiva como deben actuar todos los trabajadores sanitarios y no sanitarios de los hospitales, ambulatorios o servicios de salud de las empresas que se pongan en contacto con pacientes con coronavirus.

Así, se hacen recomendaciones sobre las medidas generales de información y actuación para que los trabajadores prevengan la infección; sobre la hospitalizacion del paciente, su traslado en ambulancia; sobre los criterios para el aislamiento domiciliario, la higiene de manos, los equipos de protección individual para los trabajadores sanitarios (tipos de mascarillas o gafas de protección); o el tratamiento de la vajilla y la ropa de cama y la limpieza del material sanitario y la desinfección de las superficioes y espacios y gestión de residuos.

Normas
Entra en El País para participar