Constituida la mesa negociadora del ERTE preventivo de Volkswagen Navarra

La factoría navarra se prepara ante posibles cortes en la cadena de suministro debido al coronavirus

Línea de montaje de Volkswagen Navarra
Línea de montaje de Volkswagen Navarra

La fábrica de Volkswagen Navarra trabaja con "normalidad" pero ha iniciado, con la constitución este lunes de la mesa negociadora de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) preventivo, los trámites para estar preparada ante un eventual corte de la cadena de suministro debido al coronavirus.

La mesa negociadora ha sido constituida tal y como se acordó el pasado jueves en el transcurso de la reunión de la Comisión Sindical de Seguimiento, cuando la dirección de la fábrica solicitó el inicio de proceso de negociación ante los posibles problemas que puedan surgir en la cadena de suministro en los próximos días por el Covid-19.

Según ha explicado a CincoDías la presidenta del comité de empresa, Sara Martín (UGT), la compañía ha accedido a rebajar en tres meses la edad de salida de los trabajadores afectados, dejándola en 61 años y tres meses, y a que se produzcan contratos de relevo durante el segundo semestre.

Además, Martín ha señalado que la empresa estudiará la posibilidad cambiar el contrato a los operarios de carrocería y pintura para que así puedan estar más tiempo en la planta. Para la parte social es un "avance", pero reclama que se pueda acceder "sí o sí" al contrato de relevo mediante voluntariedad y que la edad de salida de los trabajadores se produzca a los 61 años.

Según ha manifestado la dirección de la empresa a la parte social, la fábrica de Landaben trabaja de momento con "total normalidad", pero ha de prepararse por si surgen problemas de corte de suministro de algún proveedor.

En estos momentos, según ha informado la compañía en un comunicado, la situación "más
preocupante" es la de algunos proveedores italianos, ubicados en una de las zonas más afectadas por el coronavirus en el país transalpino. Al igual que Volkswagen Navarra, estos proveedores siguen trabajando de momento con normalidad.

La solicitud del ERTE, precisa, no implica necesariamente que se vaya a llevar a cabo; se trata tan solo de un "mecanismo preventivo" para que se pudiera aplicar sin demora en el momento en el que la planta de Landaben se viera obligada a suspender temporalmente su actividad.

La Mesa, integrada por representantes de la empresa y de UGT, CCOO, ELA, LAB, CGT y CCP, volverá a reunirse mañana martes para iniciar el proceso negociador.

Normas
Entra en El País para participar