Energía

Repsol pagó a Suárez de Lezo 19,6 millones de euros al dejar las funciones ejecutivas

El antiguo secretario general cobró 19,6 millones de euros el año pasado, frente a los 3,9 de Imaz

Antonio Brufau (izquierda), junto a Luis Suárez de Lezo, en la junta de accionistas de 2015.
Antonio Brufau (izquierda), junto a Luis Suárez de Lezo, en la junta de accionistas de 2015.

Repsol duplicó el año pasado los pagos a su consejo de administración hasta los 30,179 millones de euros, según el informe de retribuciones de los consejeros remitido por la energética a la CNMV. En 2018 las retribuciones sumaron 14 millones de euros. El aumento obedece casi en exclusiva al pago de la indemnización a Luis Suárez de Lezo, secretario general de la petrolera y que el 1 de enero abandonó las funciones ejecutivas.

Suárez de Lezo ingresó 19,6 millones de euros en 2019. De estos, 8,74 corresponden a la indemnización, según recoge la propia Repsol, más otros 2,56 millones a una cláusula de no competencia. Suárez de Lezo también ingresó en efectivo la liquidación de los planes de retribución a largo plazo (2,996 millones de euros)  y recibió otros 2,94 millones como remuneración por su plan de pensiones por la liquidación del importe acumulado en el Fondo de Inversión “Premio de Permanencia”. A eso se suma su remuneración fija de 983.000 euros, su bonus a corto plazo de 840.000 euros, 177.000 euros por pertenencia al consejo y 177.000 euros más por pertenencia a comisiones del consejo. En 2018 Suárez de Lezo ingresó 3,37 millones de euros.

Según publicó Cinco Días, el contrato del que fuera durante años responsable de los servicios jurídicos de la petrolera preveía el pago de tres anualidades de la retribución anual total más una anualidad adicional por pacto de no competencia en el caso de que la terminación del contrato respondiese a “causas imputables a Repsol, por mutuo acuerdo o por el acaecimiento de circunstancias objetivas”. Suárez de Lezo seguirá siendo consejero del grupo, aunque ahora con carácter externo, sin funciones ejecutivas.

Repsol dice ahora que las condiciones de ese "contrato de arrendamiento de servicios profesionales"  fueron suscritas en 2005 y aprobadas por el Consejo, previo informe favorable de la Comisión de Retribuciones, "tras analizar las prácticas de mercado vigentes en dicha época y asesorarse externamente con expertos independientes". Y que ha decidido aplicar "estrictamente las condiciones contractuales acordadas entonces". Pero además ha acordado liquidarle en metálico los bonos a largo plazo no solo del periodo 2016-2019 ya concluido, sino también los de los periodos 2017-2020, 2018-2021 y 2019-2022.

El consejero delegado, Josu Jon Imaz, ha ganado 3,88 millones de euros en 2019 (incluyendo 254.000 por sistemas de ahorro), frente a los 4,28 millones del año pasado, debido a descensos en la retribución variable, tanto a largo plazo como a corto plazo. Antonio Brufau, por su parte, ha ingresado 2,92 millones de euros, 200.000 euros menos que el año precedente.

Normas
Entra en El País para participar