Tecnología

Las acciones de Apple caen un 2% tras reconocer que el coronavirus dañará sus ventas

La compañía comunica que la interrupción de las fábricas en China y la caída de ventas de iPhones en ese país le impedirán cumplir objetivos

Tienda Apple
Tienda Apple EFE

El gigante tecnológico Apple reconoció este lunes por la noche (hora española) que no va a lograr los ingresos que esperaba para su segundo trimestre fiscal, que concluirá a finales de marzo, debido al brote de coronavirus. Aunque sus acciones llegaron a caer más del 4% en el premercado, tras el inicio de la sesión, los títulos ceden un 2%. 

Los inversores han reaccionado de esta forma a su aviso de que la epidemia ha impactado en la producción y ventas de sus iPhone. Lo primero, debido a que algunas fábricas con las que trabaja en China se han reabierto, pero aún no han vuelto a la normalidad. Y, lo segundo, porque en el país asiático la demanda de sus smartphones ha bajado como consecuencia de la actual crisis sanitaria.

El fabricante del iPhone se convierte así en la primera gran empresa estadounidense que ha reconocido públicamente que la epidemia afectará a sus finanzas. Y todo apunta que no será la única. “Nuestra guía trimestral emitida el 28 de enero reflejó la mejor información disponible en ese momento (…) El trabajo está comenzando a reanudarse alrededor del país, pero estamos experimentando un retorno más lento a las condiciones normales de lo que anticipamos y no esperamos cumplir con los ingresos que habíamos previsto para el actual trimestre”, señaló en un comunicado la compañía.

Apple estimó que lograría unos ingresos de entre 63.000 y 67.000 millones de dólares para el trimestre que va de enero a marzo. La empresa no reveló anoche detalles sobre cuál será el impacto preciso en las cuentas.

El fabricante del iPhone destacó igualmente que con la mayoría de sus tiendas o tiendas asociadas en China cerradas u operando en horarios reducidos, las ventas de sus productos en ese país están siendo menores a lo previsto, pues hay muy poco tráfico de clientes. China supuso el pasado trimestre más del 20% del total de los ingresos de Apple, después de que crecieran en ese periodo un 3% frente al mismo trimestre del año anterior.

La compañía apuntó que seguirán reabriendo gradualmente sus tiendas en el país, pero indicó que lo harán según sea seguro. Los analistas han estimado que el coronavirus puede reducir la demanda de teléfonos inteligentes a la mitad en el primer trimestre en China, que es el mercado más grande del mundo de dispositivos móviles.

Aunque Apple resaltó que sus fábricas están fuera de la provincia de Hubei, admitió la dificultad para abastecerse de iPhones fabricados en China, lo que afectará “temporalmente” a sus ventas en todo el mundo. El cierre de fábricas de proveedores tan importantes como Foxconn para Apple ha golpeado seriamente el negocio de la multinacional. Dichas factorías se vieron obligadas a suspender sus operaciones temporalmente para evitar más contagios.

Calcular qué impacto tendrá la epidemia en las cuentas de Apple es aún difícil. Los nuevos casos de contagio por el coronavirus fuera del epicentro han estado disminuyendo durante los últimos 13 días, lo cual es positivo, pero todo apunta a que la economía china se verá afectada seriamente por la epidemia. También la directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, dijo este lunes que el coronavirus restará hasta 2 décimas al PIB mundial.

“La situación es voluble, así que daremos más información durante la próxima presentación de resultados en abril”, añadió Apple. La empresa capitaneada por Tim Cook transmitió cierta calma a sus inversores al asegurar que fuera de China la demanda de productos y servicios se mantiene “fuerte” y en línea con sus expectativas. Algunos analistas apuntaban días atrás que igual es el momento de que Apple se replanté si tener concentrada toda su producción de iPhone en China es lo más adecuado.

El coronavirus, sin embargo, no parece que vaya a afectar a algunos anuncios de Apple previstos para este año. Algunos medios especializados en tecnología ya han avanzado que el próximo 31 de marzo, la compañía de Cupertino planea anunciar el iPhone 9 o iPhone SE2, un terminal con una pantalla de 4,7 pulgadas y precio en línea con el iPhone 8. Al parecer, el dispositivo incorporará el procesador más reciente de la compañía, el chip A13 Bionic, utilizado en los iPhone 11 y 11 Pro.

Más tarde, en septiembre, la empresa presentará sus nuevo iPhone 12, con los chips A14 de 5 nanómetros. Se espera, si no hay contratiempos, que su producción comience a partir de junio. Según DigiTimes, el coronavirus no provocará que haya retrasos en su lanzamiento.

Los proveedores asiáticos de Apple cayeron este martes en las Bolsas asiáticas: TDK cedió un 4,7% y Murata Manufacturing un 4,2%. Los futuros del Nasdaq bajaban un 0,9% por la mañana. 

Normas
Entra en El País para participar