Esta bicicleta eléctrica es un monstruo con tracción en sus dos ruedas

Esta bicicleta eléctrica es un monstruo con tracción en sus dos ruedas

Es obra de la marca italiana SEM.

Las bicicletas eléctricas son uno de esos inventos maravillosos que está permitiendo a muchos que no nos subíamos a una de ellas desde hace décadas volver a hacerlo. Y no es tanto porque se hayan convertido en (casi) motocicletas que nos evitan pedalear todo el rato, como por los programas que instalan de ayuda en esos repechos donde, en condiciones normales, nos bajaríamos a dar un paseo andando.

Bicicleta eléctrica de SEM.
Bicicleta eléctrica de SEM.

Pero una cosa es ir a dar una vuelta, y otra salir al campo a competir contra el camino, los desniveles y las curvas peligrosas, que es lo que hacen quienes gustan del mountain bike, esa disciplina que nos permite correr entre los árboles esquivando todo tipo de obstáculos. Y esta Moto-Bike eléctrica de SEM es una buena muestra de por dónde van los tiros de la revolución eléctrica.

Diseño italiano que busca expansión internacional

SEM es una empresa italiana que se dedica a fabricar prototipos y componentes para todo tipo de bicicletas y que tiene en este modelo uno que definen como híbrido entre una mountain bike y una pequeña bici de cross. Desde luego, no le faltan elementos para convivir en ambos territorios aunque si por algo destaca es por su condición eléctrica y su tracción a las dos ruedas.

Bicicleta eléctrica Adventure de SEM.
Bicicleta eléctrica Adventure de SEM.

Construida en aluminio, integra un motor de 4kW y una batería de 52V capaz de cargarse por completo en apenas cuatro horas y media. Eso le permite ofrecer una ayuda al pedaleo inteligente que dosifica los esfuerzos para ayudarnos a disfrutar de la bici mucho más tiempo. Eso sí, tampoco podremos recorrer demasiada distancia ya que tendremos energía para unos 50 kilómetros.

Bicicleta eléctrica Adventure de SEM.
Bicicleta eléctrica Adventure de SEM.

Su transmisión puede ser de dos tipos: o de cadena tradicional con hasta 11 velocidades, o gracias a una correa que hace las veces de transmisión del motor eléctrico. Por cierto, toda esa potencia en sus dos ruedas nos permitirá circular a una velocidad máxima de unos 50 km/h. Lo que no está nada mal.

Esta Moto-bike de SEM tampoco escatima a la hora de reducir la velocidad, gracias al freno motor que podemos activar desde la empuñadura del manillar, y a los dos discos de 203mm. que van instalados en ambas ruedas. Un sistema que nos asegura una detención segura y que cuenta con la ayuda del propio motor eléctrico de la bici. De momento, esta Moto-bike se encuentra en fase de desarrollo y, sobre todo, buscando un distribuidor que lo lleve a los principales mercados del mundo, como EE.UU. y Europa.

Normas