La constructora Byco cae en concurso por el coste de la edificación

Prepara un convenio para pagar deuda y reorientar el negocio a la obra no residencial

Byco Inbisa
Obra de Inbisa en Madrid.

Primera víctima entre las grandes constructoras en el nuevo ciclo inmobiliario poscrisis. La compañía vasca Byco, fundada por Jesús González Moro, y que construye en gran parte para la promotora residencial Inbisa, ha presentado concurso voluntario de acreedores. Lo hizo el pasado lunes 3 de febrero en el Juzgado Mercantil de Bilbao debido a que no ha podido soportar el aumento de costes en mano de obra y materiales de las obras de edificación de vivienda, según indican fuentes de la empresa a Cinco Días.

“Dicha solicitud viene motivada por las dificultades previstas para atender próximos vencimientos, aunque hasta la fecha se encuentra al corriente en el pago de todas sus obligaciones con proveedores, empleados y administraciones públicas”, se señala desde la empresa.

Byco ha operado bajo la marca Inbisa Construcción, aunque se separó de la promotora y depende del Grupo Inberalia, aunque cuenta con González Moro como accionista común.

Byco es una de las principales constructoras protagonistas de las obras de vivienda del nuevo ciclo que comenzó a repuntar sobre todo a partir de 2015. Su trabajo consiste en construir los edificios para las promotoras, que son las que diseñan los proyectos y venden las casas al cliente. Desde 2017 se ha vivido una enorme inflación de costes en las subcontratas debido, fundamentalmente, a la falta de mano de obra preparada para asumir el repunte de la edificación, ya que tras la burbuja gran parte de los profesionales abandonaron el sector.

En las últimas cuentas de Byco presentadas en el Registro Mercantil, la constructora obtuvo un negocio de 210 millones de euros y 3,36 millones en pérdidas. La compañía no ha facilitado cifras el ejercicio de 2019, el que le ha llevado a concurso de acreedores, ni su deuda actual. Desde la empresa se explica que cuenta con diversas obras en curso “para cuya continuidad se está preparando un plan que contemple la garantía de pagos de obra a ejecutar a proveedores y el cumplimiento de los compromisos adquiridos con clientes”.

Asimismo, la empresa indica que está valorando la presentación “a corto plazo” de una propuesta de convenio para el pago de la deuda, junto a un plan de viabilidad para reorientar el negocio a una actividad más centrada en la especialización en obra no residencial y de control técnico de las obras, más que de su ejecución.

Cartera de obras de 258 millones

En las cuentas de 2018, Byco señala que la contratación de obras fue de 233 millones de euros, un 35% menor que en 2017, con una cartera por ejecutar por valor de 258 millones (un 4,45% más en un año) y empleaba a 464 personas. Además, de Inbisa contaba entre sus clientes con las cotizadas Aedas y Neinor, además de Ibosa, Q21, Building Center o La Llave de Oro. Actualmente la compañía tiene alrededor de 20 obras activas. En las cuentas se recoge un pasivo corriente de 171 millones, de los que 126 millones corresponde a subcontratistas.

En el caso de Aedas Homes, la compañía declara que actualmente no existe ninguna relación comercial con Byco puesto que una promoción en Hospitalet esta terminada y entregada y el contrato de la obra de Sabadell fue resuelto en noviembre de 2019.

En Neinor se explica que en su caso, Byco trabaja en tres obras (dos en Cataluña y otra en Andalucía), para al rededor de 200 casas. "Desde Neinor disponemos de protocolos para estas situaciones y actuaremos en función a ellos para recuperar la normalidad de las obras en el menor tiempo posible y siempre dando total transparencia e información a nuestros clientes", apuntan.

Inbisa dispone de cuatro delegaciones en España: Norte, Centro, Este y Sur.

Normas