Industria

El contrato marco de Talgo con el operador danés DSB asciende a un máximo de 500 millones

El primer pedido de ocho trenes Talgo 230 tiene un valor de 134 millones

El consejero delegado de Talgo, José María Oriol, junto al presidente de la compañía, Carlos de Palacio.
El consejero delegado de Talgo, José María Oriol, junto al presidente de la compañía, Carlos de Palacio.

Talgo ha puesto cifras esta tarde al acuerdo comunicado ayer con el operador ferroviario danés DSB. Los pedidos a futuro están limitados en 500 millones de euros y el primer encargo de ocho composiciones de coches basados en la plataforma Talgo 230 asciende a 134 millones de euros.

El fabricante español ha desvelado estas cifras en un comunicado remitido a la CNMV como segunda parte del anuncio sobre la relación con la compañía pública danesa. El contrato se hará firme en las próximas semanas e incluye el suministro de piezas durante 16 años.

Este modelo de tren también fue elegido por la alemana Deutsche Bahn el pasado año, cuyo contrato marco puede alcanzar las 100 unidades (23 de ellos ya pedidos en firme).

Las composiciones de coches Intercity del pedido inicial tienen una capacidad de 440 viajeros. DSB hará rodar estos trenes en vías de ancho europeo a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora. El corredor elegido para su estreno, a partir de 2023, es el que une la capital de Dinamarca, Copenhague, con el puerto alemán de Hamburgo.

En los nueve primeros meses de 2019 Talgo había firmado pedidos por 827 millones. Además del contrato con la germana Deutsche Banh (550 millones), han llegado una orden de seis trenes para la egipcia ENR, y su mantenimiento durante ocho años, por 158 millones de euros; el encargo de dos trenes y coches adicionales, por parte de UTY en Uzbequistán, por 52 millones, y la remodelación de 121 vehículos ferroviarios para la estadounidense SCRRA por 78 millones de dólares.

Normas
Entra en El País para participar