Coyuntura

Argentina consigue el respaldo del Papa para posponer el pago de una deuda “angustiante”

El ministro de economía, Martín Guzmán, encuentra comprensión en el pontífice en su reunión en el Vaticano y afirma que las conversaciones con el FMI avanzan

La directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, y el ministro de economía argentino, Martín Guzmán, en la conferencia de este miércoles, 5 de febrero, en el Vaticano.
La directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, y el ministro de economía argentino, Martín Guzmán, en la conferencia de este miércoles, 5 de febrero, en el Vaticano. Reuters

El Papa Francisco ha tendido la mano este miércoles al gobierno de su país y ha solicitado una dilación de la deuda argentina en caso de que conlleve un "sacrificio social". El ministro de economía, Martín Guzmán, dijo en un foro sobre economía inclusiva en el Vaticano, ante la directora del FMI, que el país tiene el compromiso de pagar a este organismo, al que debe 40.000 millones de euros, pero no a costa de entrar en una "recesión profunda", afirma Efe. 

El Gobierno del país sudamericano está en conversaciones con ese organismo para renegociar el pasivo. En su intervención, Guzmán concedió que "el FMI es un gran acreedor de Argentina" y definió como "muy constructiva" la conversación que tuvo con el equipo de Kristalina Georgieva, directora del organismo afincado en Washington. El ministro ha calificado como "insostenible" y "angustiante" la deuda externa argentina y ha dicho que el país pretende pagarla, pero sin generar nueva pobreza. 

El pontífice ha expresado en el foro que existen "modalidades de reducción, dilación o extinción de la deuda" de países con un nivel tan alto que deben asumir "sacrificios insoportables" que castigan a los ciudadanos. En este sentido, el Papa Francisco ha suscrito el argumento de Guzmán, quien ha dicho que Argentina quiere solucionar el problema pero sin entrar "en la austeridad". Momentos antes, la directora del FMI animó a los países latinoamericanos a asignar el gasto social "de manera más efectiva" para ayudar "a los más vulnerables". 

Bergoglio ha subrayado que "las personas empobrecidas en países muy endeudados soportan cargas impositivas abrumadoras y recortes en los servicios sociales, a medida que sus gobiernos pagan deudas contraídas insensible e insosteniblemente". A juicio del Papa, los organismos multilaterales de crédito deben tener en cuenta conceptos como "la justicia fiscal, los presupuestos públicos responsables en su endeudamiento y, sobre todo, la promoción efectiva de los más pobres en el entramado social". 

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), de Argentina, más de un 35% de la población es pobre. El Gobierno peronista, que consiguió a finales de 2019 la victoria electoral, se enfrenta este año al pago de diversas deudas contraídas.El distrito más rico de Argentina, la provincia de Buenos Aires, evitó este mes el impago de su deuda. Sin embargo, no consiguió el apoyo de los acreedores a la hora de retrasar el vencimiento del pasivo, de 277 millones de dólares. 

De acuerdo con informes de consultoras privadas, Argentina deberá afrontar en 2020 vencimientos de capital e intereses por entre 40.200 y 63.700 millones de dólares, cálculos que difieren si se toman o no en cuenta las deudas no solo con acreedores privados, sino también con organismos internacionales e instituciones del propio sector público argentino.

Macron también apoya a Argentina 

La alta plana argentina se ha desdoblado en su viaje a Europa. Mientras el ministro de economía visitaba El Vaticano, Alberto Fernández, presidente del país, ha estado con Emanuel Macron en París. El presidente de Francia ha mostrado a su homólogo argentino su respaldo en el Palacio del Elíseo. Los dos dirigentes han llegado a un principio de acuerdo en la renegociación de la deuda externa. Fernández se encuentra de gira por Europa para sondear a grandes accionistas del FMI, asegura la agencia Efe. 

Macron ha assegurado que "Francia estará a su lado y se movilizará junto al FMI y a otros socios para ayudar a Argentina a recuperar el camino del crecimiento, de una deuda sostenible". Sin entrar en detalles sobre esa sostenibilidad, el jefe del Estado francés ha destacado que su país "siempre" ha respaldado "los esfuerzos de estabilización" de la economía argentina, pero también su "integración en la comunidad financiera internacional". 

Fernández ha hecho hincapié en que "resolver el problema de la deuda es una condición necesaria para poder crecer y el FMI tiene que saber escucharnos y ayudar nuestra propuesta". La disposición de Francia ha sido mucho más explícita que la que encontró el lunes en su encuentro en Berlín con la canciller alemana Angela Merkel. El apoyo francés resulta relevante porque el país galo posee el 5% de los derechos de voto en el FMI. El organismo concedió a Argentina el crédito más elevado de su historia, de 57.000 millones de dólares (unos 51.000 millones de euros). 

Normas
Entra en El País para participar