Economía

La provincia de Buenos Aires evita el impago de su deuda 'in extremis'

El distrito más rico de Argentina no consiguió el apoyo de los acreedores a la hora de retrasar el vencimiento de una deuda de 277 millones de dólares

En la imagen, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.
En la imagen, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. EFE

La provincia de Buenos Aires, el distrito más rico y poblado de Argentina, informó este martes de que no consiguió el respaldo del 75% de los acreedores para postergar el pago de un bono de deuda, pero decidió saldar el vencimiento con recursos propios para evitar entrar en un cese de pagos.

El gobernador de Buenos Aires, el kirchnerista Axel Kicillof, anuncio además que, tras el pago de este vencimiento del bono BP21 por 250 millones de dólares de capital y 27 millones de dólares de intereses, dará inicio a un proceso de reestructuración de la deuda en moneda extranjera de la provincia, ya que no podrá afrontar los vencimientos programados para este año por 220.000 millones de pesos (3.290 millones de euros).

"En primer lugar, vamos a usar los recursos que hemos recaudado en los últimos días para afrontar el vencimiento con recursos propios de la provincia, sin asistencia del Gobierno nacional, y en segundo lugar, anunciamos el inicio del proceso de reestructuración de la deuda en moneda extranjera de la provincia de Buenos Aires", declaró Kicillof en una conferencia de prensa en la ciudad de La Plata.

El gobernador, exministro de Economía del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner entre 2013 y 2015, afirmó que tomó la decisión de acuerdo con el Gobierno nacional, del peronista Alberto Fernández.

Anteriormente, la Administración nacional, del mismo signo político, había anticipado que no saldría en auxilio de la provincia para hacer frente al vencimiento de deuda.

El Gobierno nacional inició un proceso de negociación del pago de su deuda externa para aliviar el cronograma de vencimientos que afronta en medio de la recesión que azota al país.

Kicillof apuntó contra la gestión del conservador Mauricio Macri (2015-2019) y la que fue su gobernadora en Buenos Aires, María Eugenia Vidal, al afirmar que "endeudaron al país y a la provincia en un grado que es absolutamente insostenible".

Sin nombrar a Vidal, el gobernador afirmó que la gestión anterior le entregó el distrito en diciembre pasado con una deuda de 11.300 millones de dólares, "en una situación de insostenibilidad porque los vencimientos y los montos la hacen impagable".

La provincia tenía plazo hasta mañana, miércoles, para pagar el vencimiento de este bono BP21 y evitar entrar en un cese de pagos, tras postergar en varias oportunidades la fecha límite para conseguir el consentimiento de al menos el 75 % de los tenedores de este título para diferir el pago, previsto para el 26 de enero, al 1 de mayo.

La última postergación tuvo lugar este martes, cuando dio un plazo de seis horas más para intentar conseguir el apoyo de un fondo de inversión que se negó a aceptar las condiciones propuestas por la provincia.

Finalmente, Kicillof confirmó hoy que se consiguió el apoyo de más del 50 % de los bonistas.

Las cláusulas del contrato del bono BP21 establecen que la provincia cuenta con un período de gracia adicional de diez días (hasta el 5 de febrero) para el pago de capital sin incurrir en un incumplimiento, por lo que todavía no se había declarado el cese de pagos a pesar de que venció la fecha inicial.

Normas
Entra en El País para participar