Nueva orden de arresto en Japón contra Carlos Ghosn

Está relacionada con su salida irregular de Tokio mientras se encontraba en libertad bajo fianza

Nueva orden de arresto en Japón contra Carlos Ghosn

Las autoridades japonesas anunciaron hoy una nueva orden de arresto contra el expresidente de Nissan Carlos Ghosn, prófugo de la Justicia nipona y que huyó clandestinamente a Beirut en diciembre del año pasado.

La nueva orden, que se suma a otras anteriores por supuestas irregularidades financieras de Ghosn durante su gestión al frente de Nissan, está relacionada con su salida irregular de Tokio mientras se encontraba en libertad bajo fianza, informó la Fiscalía de Tokio.

Ghosn salió el 29 de diciembre pasado de Tokio y dos días después confirmó desde Beirut que se había fugado de Japón, donde estaba siendo procesado tras su primer arresto en Tokio, el 19 de noviembre de 2018.

La Fiscalía de Tokio informó en un comunicado de que la nueva orden de detención acusa a Ghosn de violar la Ley de Control Migratorio por salir ilegalmente del país.

La nota detalla que Ghosn, que tiene triple nacionalidad (francesa, libanesa y brasileña), abandonó Japón antes de la medianoche del 29 de diciembre por el aeropuerto internacional de Kansai, en la prefectura de Osaka, y en aviones privados primero fue a Turquía y luego al Líbano.

Ghosn, que también fue presidente del grupo francés Renault y de la firma nipona Mitsubishi, no pasó por ningún control migratorio en Japón, ya que, según fuentes próximas al expresidente de Nissan, se escondió dentro de un baúl para llegar hasta el avión que despegó desde Osaka.

Al Líbano entró con un pasaporte francés y un documento de identidad libanés, según informaron en su momento las autoridades libanesas.

Además de la nueva orden de detención contra Ghosn las autoridades fiscales ordenaron también el arresto de tres personas por "conspirar" para permitir la fuga de Japón del expresidente de Nissan.

La orden identifica a esas tres personas como Michael Taylor, de 59 años, y George Zayek, de 60, citados por medios estadounidenses como los más directos involucrados en la fuga de Ghosn, así como Peter Taylor, de 26 años.

De acuerdo con el comunicado de la fiscalía, estas tres personas "contribuyeron a la fuga" de Ghosn conociendo que no podía salir del país, lo que también los hace presuntamente responsables de violar las leyes migratorias y "esconder a un procesado".

Normas
Entra en El País para participar