Mercados

Los expertos prevén impacto en Bolsa hasta abril y menor crecimiento en China

Creen sin embargo que el efecto del coronavirus sería inferior al del SARS de 2003

Los expertos prevén impacto en Bolsa hasta abril y menor crecimiento en China
Getty Images

La rápida propagación del virus de Wuhan ha puesto en alerta a China y ha abierto un nuevo foco de inquietud en la comunidad inversora, dada la importancia de la segunda mayor economía del mundo. La economía China está bajo lupa y la previsión más extendida es que continúa con su lenta desaceleración, a pesar de que la tregua en la guerra comercial con EE UU dé un claro respiro a su industria manufacturera.

Pero el estallido del virus de Wuhan hacen temer por un crecimiento en el primer trimestre más débil, dada la parálisis de actividad que sufre la zona afectada, un potente polo industrial del país. La ciudad de Wuhan, epicentro de la crisis, pertenece a la próspera provincia de Hubei, que en 2019 registró un crecimiento económico del 7,8%, 1,7 puntos por encima de la media del país. 

Las comparaciones con el virus  SARS de 2003, que provocó entonces fuertes caídas en los mercados asiáticos y un recorte en el PIB chino, resultan ahora inevitables y son la única referencia con la que intentar evaluar la situación y su potencial impacto. Citi, partiendo de aquella experiencia, calcula que el coronavirus chino va a tener impacto en los mercados hasta al menos finales del mes de abril.

El banco estadounidense prevé que será el 10 de marzo cuando se alcance el pico máximo de nuevos casos diarios de contagio. Será el momento en que habrán transcurrido 21 días desde la celebración del Año Nuevo Chino, las tres semanas que puede llevar que un paciente que haya contraído el virus dé síntomas de la enfermedad, según han explicado las autoridades sanitarias chinas.Y si se siguiera el patrón de lo sucedido en 2003, cuando el virus SARS prolongó su impacto en la Bolsa china durante un mes y medio después de que se alcanzara el punto máximo de contagio, el efecto negativo del actual coronavirus podría extenderse hasta al menos el 25 de abril.

Citi recuerda en todo caso que las caídas bursátiles que cause el virus de Wuhan sería menores a las del SARS por su menor tasa de mortalidad, al menos a partir de los datos vistos hasta el momento. El virus SARS tuvo una mortalidad del 9,6%, mientras que, en los casos detectados hasta ahora del virus Wuhan, la mortalidad es del 3,1%, en pacientes de mayor edad. 

Durante la epidemia del SARS, el índice Hang Seng perdió el 15% y el HSCEI, el 8%. Los sectores más impactados por el actual coronavirus son el turismo, los hoteles y el sector aéreo. Desde Goldman Sachs insisten en que, con la experiencia de virus anteriores, el impacto negativo de este tipo de epidemias en el crecimiento y la Bolsa termina por normalizarse al cabo de algunos meses. El banco estadounidense avisa en todo caso que la economía china puede debilitarse en el corto plazo. 

La crisis ocasionada por el SARS en 2003 rebajó el PIB de China un 1,1% y un 2,5% el de Hong Kong, mientras que solo supuso un impacto del 0,1% en el PIB de EE UU, según recuerdan en Axa Investment Managers. Sin embargo, la gestora también advierte de que desde 2003 el peso China en la economía mundial ha crecido significativamente, con lo que el impacto del virus de Wuhan en la economía mundial podría ser mayor. "Todavía es demasiado pronto para saber si el SARS y sus efectos económicos constituyen el precedente correcto para evaluar el coronavirus”, afirma Gilles Moëc, economista jefe de la gestora.

El experto sí avisa en todo caso de que una de las consecuencias más inmediatas será que la interpretación de los datos económicos chinos será más difícil en los próximos meses. "Por ejemplo, si la actividad manufacturera vuelve a retroceder, entonces será prácticamente imposible distinguir si estamos ante una reacción transitoria a las medidas tomadas para contener la epidemia o si la economía se debilita por razones más fundamentales. Si los datos de China a comienzos de año son difíciles de leer habitualmente por el factor del Año Nuevo, en este ejercicio será mucho más complicado", explica Gilles Moëc. 

El peso de China sobre la economía  mundial es hoy mayor que en 2003 pero la rápida respuesta de las autoridades chinas también es un elemento a favor para rebajar el impacto del coronavirus. En Nordea señalan que el SARS recortó entre el 1% y el 2% del PIB chino, pero rebajan el efecto en esta ocasión a entre el 0,25% y el 0,5%. "Por el momento parece que China está gestionando la situación con efectividad", señala la gestora, que ve en esta ocasión más preparadas a las autoridades del país. 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar